Innovaciones con valor social agregado

Las start-ups sociales ayudan a abordar desafíos con los que se ve enfrentada la sociedad, particularmente, en medio de la crisis del coronavirus.

Muchas start-ups sociales desarrollan actividades en el sector educativo.
Muchas start-ups sociales desarrollan actividades en el sector educativo. picture alliance / Zoonar

En ocho Social Impact Labs en toda Alemania, fundadores de start-ups desarrollan ideas para una sociedad mejor. Normalmente. En medio de la pandemia del virus SARS-CoV-2, el intercambio tiene lugar digitalmente, pero no por ello es menos vivo, dice Norbert Kunz, director general de Social Impact.

Sr. Kunz, ¿qué es Social Impact?
Una agencia para la innovación social. Apoyamos a start-ups sociales en la implementación de modelos de negocios que tengan un valor social añadido. También desarrollamos nuestras propias soluciones, para abordar mejor desafíos en áreas tales como la educación, la integración o el medio ambiente.

¿Cómo les va a las start-ups sociales en medio de la pandemia del coronavirus?
Sufren, como todos las empresas. Sin embargo, tenemos que distinguir entre start-ups en el sector sin fines de lucro y start-ups en el sector privado. Las primeras suelen financiarse con fondos de fundaciones u otras empresas. Esa financiación se ha mantenido relativamente estable. Las start-ups del sector privado, por el contrario, sufren la misma presión que otras empresas privadas. El problema para las start-ups sociales es que como trabajan sin ánimo de lucro no pueden aprovechar una gran cantidad de ayudas existentes para las empresas privadas. Afortunadamente, ahora hay nuevas ayudas que se orientan por el volumen de negocios. Y constatamos también otras tendencias positivas.

¿Por ejemplo?
En encuestas, start-ups sociales han manifestado en su gran mayoría que sus actividades pueden tener durante la crisis un impacto aún mayor. En las áreas en las que operan muchas start-ups sociales hay actualmente una mayor demanda de sus productos y servicios. Además, como suelen estar formadas por equipos pequeños y trabajan con tecnologías digitales, las start-ups sociales pueden adaptarse particularmente bien a las nuevas condiciones.

Norbert Kunz, fundador y director general de Social Impact
Norbert Kunz, fundador y director general de Social Impact Christian Klant/Social Impact

Entrevista: Helen Sibum

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.