¿Le compraremos pronto corriente eléctrica al vecino?

Cómo funciona la tecnología “blockchain” y cómo puede transformar la economía energética. 

Comprarle corriente eléctrica al vecino: la tecnología “blockchain” lo hace posible.
Comprarle corriente eléctrica al vecino: “blockchain” lo hace posible. Gyula Gyukli/stock.adobe.com

Alemania. Descentralización, digitalización y descarbonización: la economía energética se ve confrontada con grandes desafíos. El número de productores crece y pone en entredicho la tradicional relación entre generadores y consumidores de energía. La razón: ¿por qué pequeños productores que tienen sistemas solares sobre el techo no podrían vender su corriente eléctrica directamente a los consumidores? Ya es posible a pequeña escala, pero tiene un problema: la muy engorrosa facturación. Para resolverlo se propone crecientemente recurrir a una nueva “fórmula mágica”: la tecnología “blockchain”.

¿Cómo funciona la tecnología “blockchain”?

“Blockchain” es un sistema de pago descentralizado, autónomo y digital. Posibilita que particulares realicen transacciones sin recurrir a intermediarios. La tecnología “blockchain” es una especie de “libro de caja” público, en el que todos los participantes pueden ver las transacciones realizadas. Como las transacciones son coleccionadas y luego entrelazadas, se habla de una cadena (chain) de bloques (blocks) de datos en continuo crecimiento. Así es descrita la “blockchain” en el estudio “Blockchain in der Energiewirtschaft” (La tecnología “blockchain” en la economía energética”), de la Asociación Alemana de las Economías Energética e Hídrica (BDEW). El término comenzó a ser utilizado originalmente en el área de las criptomonedas.

¿Qué utilidad puede tener la tecnología “blockchain” en la economía energética?

El uso de la tecnología “blockchain” puede posibilitar en un futuro próximo a los consumidores comprar corriente eléctrica directamente al productor más barato. Cuando brilla el sol, la energía proviene de las instalaciones solares en la vecindad. Cuando sopla el viento, del Mar del Norte. Para que ese tipo de negocios pequeños valga la pena, los costos de transacción deben permanecer lo más reducidos posible. Ello es posible con la tecnología “blockchain”. 

¿Cuán avanzada está la tecnología “blockchain”?

La tecnología “blockchain” es ideal para realizar transacciones en una economía energética crecientemente descentralizada. Según expertos, la tecnología “blockchain” podría incluso hacer superfluos a los abastecedores clásicos de corriente eléctrica. Antes de poder ser empleada a gran escala, sin embargo, es necesario aclarar algunas cuestiones regulatorias. ¿Quién financia la infraestructura, es decir, las redes?, ¿quién es responsable de asegurar el abastecimiento? Se trata de aspectos que debe normar el Gobierno. Ello, a su vez, podría ser una gran oportunidad para los actuales abastecedores de energía… si se transforman en oferentes de servicios de sistema.

Transmisión en vivo: Berlin Energy Transition Dialogue (BETD), del 17 al 18 de abril de 2018