La velocidad del cambio energético

Alemania se ha fijado ambiciosos objetivos para el desarrollo de las energías renovables. Presentamos proyectos que impulsan la transición energética. Serie de deutschland.de “Transición energética”, 6.ª parte.

picture-alliance/dpa - Solar Panele

La palabra alemana “Energiewende” (“cambio energético”) tiene el potencial de pasar al vocabulario internacional tanto como “Kindergarten” y “Autobahn”. Por invitación de Peter Altmaier, el ministro alemán de Medio Ambiente,  diez países fundaron recientemente en Berlín el “Club de los Países del Cambio Energético”. Al club pertenecen Alemania, China, Dinamarca, los Emiratos Árabes Unidos, Francia, Gran Bretaña, la India, Marruecos, Sudáfrica y Tonga. Esos países se han trazado como objetivo impulsar juntos la expansión de las energías renovables en todo el mundo.

Alemania planea una acelerada transformación de su sistema energético. El objetivo es el abandono de la energía atómica y las fuentes de energía de origen fósil. Las energías renovables se transformarán en un pilar central del abastecimiento energético. Un reciente balance muestra que el cambio a las renovables es más rápidamente posible que lo que se pensaba hasta hace pocos años.

El plan energético del Gobierno alemán prevé reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 por ciento hasta el 2020 y en por lo menos un 80 por ciento hasta mediados de siglo. Particular atención se presta al sector de la electricidad. Se planea aumentar la participación de las energías ecológicas en la producción de corriente eléctrica a un 80 por ciento hasta el 2050. A fines de 2012 había sido alcanzado ya el 23 por ciento y, si la expansión continúa como en los pasados años, es posible que la próxima meta  –un 35 por ciento hasta el año 2020– pueda ser incluso superada. De esa forma será realizable compensar el abandono total de la energía atómica en Alemania hasta el 2022.

Particularmente la fuerte expansión de la energía solar ha contribuido a que el porcentaje de corriente ecológica haya crecido rápidamente. En los años 2010 a 2012, fueron instalados en techos y a campo abierto módulos solares con una potencia total de unos 7.000 megavatios, lo que corresponde, con radiación solar completa, a cinco grandes centrales atómicas. Debido a las contribuciones con las que los consumidores de corriente financian la expansión de la corriente ecológica también crecieron considerablemente los precios de la electricidad. Por ello, los pagos por alimentación a la red eléctrica serán paulatinamente reducidos para las nuevas instalaciones solares

www.bmu.de

© www.deutschland.de