Nuevas perspectivas

Susanne Dähner, del Instituto de Población y Desarrollo de Berlín, explica por qué la vida rural en Alemania es cada vez más atractiva.

La vida en zonas rurales también es cada vez más atractiva para familias jóvenes.
La vida en zonas rurales también es cada vez más atractiva para familias jóvenes Kzenon - stock.adobe.com

Señora Dähner, en su estudio "Digital aufs Land" muestra usted cómo la vida rural es cada vez más cautivante y atrae a la gente de la ciudad. ¿Qué oportunidades se ven en la vida rural?
Después de que en los últimos años muchos habitantes de Alemania, sobre todo los más jóvenes, se trasladaran de las regiones rurales a las ciudades, ahora hay indicios de que la tendencia se ha invertido. Las ciudades no sólo ya más concurridas, sino también más caras. Quienes quieren formar una familia, por ejemplo, pueden encontrar un espacio vital más barato en zonas rurales. La digitalización también está ayudando a que la gente se traslade: la pandemia del coronavirus ha impulsado el teletrabajo  y ha debilitado la cultura presencial que antes era muy fuerte en las empresas de Alemania. Por supuesto, una buena conexión a Internet es crucial para ello también en el campo.

¿Puede el sueño de la vida rural convertirse en una tendencia a largo plazo?
En cualquier caso, vemos que la vida en el campo se valora de forma fundamentalmente diferente. Mientras que hace unos años era considerado anticuado y conservador por muchos, hoy es el nuevo lugar cool para algunos. Especialmente los que buscan posibilidades creativas pueden encontrar espacio y libertad en el campo, por ejemplo, en espacios de coworking o en proyectos de vida en común.

Susanne Dähner: "Ideas de la comunidad rural"
Susanne Dähner: "Ideas de la comunidad rural" Berlin-Institut

En su estudio, ha examinado numerosos proyectos concretos. ¿Puede mencionar algunos ejemplos?
Hemos estudiado nuevos lugares de trabajo con apoyo digital, empresas de reciente creación, lugares creativos y proyectos de vivienda comunitaria. Nos pareció especialmente interesante que muchos proyectos no fueran iniciados por habitantes de la ciudad que se habían trasladado a la zona, sino que procedieran directamente de la comunidad del pueblo. En Schleswig-Holstein, por ejemplo, una familia ha ampliado la explotación que dirige. Además de la agricultura tradicional, también hay una cocina comunitaria y para eventos, una herrería, una guardería agrícola y, desde 2020, un espacio de coworking. El proyecto heimatBEWEGEN de Ballenstedt, en Sajonia-Anhalt, enriquece la vida de los pueblos con festivales de arte y cultura, talleres de teatro para niños o ideas para nuevos programas educativos digitales en contenedores de transporte. Los iniciadores del proyecto son de Ballenstedt y han vuelto a su ciudad natal. El ejemplo también es hermoso porque combina ideas de la ciudad y de la comunidad rural. Estos son buenos requisitos para hacer que la vida rural sea atractiva de forma sostenible.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.