Por qué vale la pena luchar por los derechos humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue firmada hace 70 años. Qué ha mejorado desde entonces y qué retos quedan aún por delante.

Darum lohnt sich der Kampf für Menschenrechte
La Ley Fundamental está comprometida con los derechos humanos. dpa

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos. ¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta la política de derechos humanos hoy? Heiner Bielefeldt, profesor de Derechos Humanos y Política de Derechos Humanos en la Universidad de Erlangen-Núremberg y ex Relator Especial de la ONU sobre Libertad de Religión y Creencias, responde a esas preguntas.

Heiner Bielefeldt, profesor de Derechos Humanos en Erlangen
Heiner Bielefeldt, profesor de Derechos Humanos en Erlangen dpa

Profesor Bielefeldt, la Declaración Universal de Derechos Humanos no es jurídicamente vinculante. ¿Por qué es igualmente importante?
Como "documento madre" de la protección internacional de los derechos humanos, ha sido citado tan a menudo en convenios jurídicamente vinculantes que ya tiene fuerza de derecho consuetudinario. Una de sus ventajas es que es fácil de leer y entender. En pocas páginas, la declaración abarca derechos humanos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Sin este enfoque holístico existiría un riesgo de fragmentación de los derechos.

¿Qué ha mejorado en la política alemana e internacional de derechos humanos en los últimos 70 años?
Ha mejorado mucho. Los movimientos sociales, como el movimiento de discapacitados, han formulado sus preocupaciones como cuestiones de derechos humanos, ampliando así el alcance del enfoque de los derechos humanos. Hace 70 años, casi nadie podía imaginar que la igualdad de derechos de lesbianas y gais también se convertiría en una reivindicación de derechos humanos. También ha habido éxitos en la prevención de la tortura.

¿Con qué retos se ve confrontada hoy la política de derechos humanos?
El progreso tecnológico crea nuevos desafíos en materia de derechos humanos, a los que tenemos que dar respuestas, por ejemplo, en el ámbito de la biotecnología. También estamos asistiendo a un resurgimiento del autoritarismo político, cuyo objetivo es debilitar o destruir las normas e instituciones de derechos humanos. Tenemos que ser conscientes de qué está en juego.

© www.deutschland.de
 

Newsletter #UpdateGermany: ¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative