Comics como conmemoración

El proyecto "We will call out your name" hace que las víctimas del Holocausto perduren en el tiempo.

Tobias Dahmen/Avitall - We will call out your name

Entrevista a Avitall Gerstetter, iniciadora del proyecto y cantora de la Comunidad Judía de Berlín.

En su proyecto de conmemoración, adolescentes cuentan en forma de cómic la vida de víctimas del Holocausto. ¿Cómo se le ocurrió la idea?

Por el discurso en el Bundestag de Shimon Peres con motivo del Día de Conmemoración del Holocausto en 2010. Narró la historia de su abuelo, un rabino que fue quemado vivo junto con toda su congregación en la sinagoga. Peres planteó la pregunta: ¿Qué desearían decirnos hoy estas personas? y ¿qué querrían hoy de nosotros? Y su respuesta fue: nos pedirían que contáramos su historia. ¿Cómo habría sido su vida si no hubiera sucedido la Shoah? Eso realmente me conmovió, y naturalmente también me recordó mi propia historia familiar: ¿Cómo habría sido el futuro de mis familiares asesinados sin el Holocausto, donde habrían vivido, qué profesiones hubieran ejercido?

¿Por qué en forma de cómic?

Las nuevas generaciones apenas tienen oportunidad de hablar con sobrevivientes. Por eso es para mí tan importante tender un puente hacia los jóvenes. El cómic como medio, breve y de frases claras, es el lenguaje de nuestro tiempo. Así, junto con el ilustrador Tobi Dahmen y el guionista Jens R. Nielsen, surgió la idea de crear la novela gráfica "Rozsika". La historia comienza con un episodio sobre la amistad entre Hanna y Rozsika, mi tía abuela, y se sucede en varios planos temporales. En mi historia todos sobreviven, no mueren, no como tuvo que morir mi tía abuela a los siete años. Esto permite al lector ocuparse con intensidad del pasado sin perder la conexión con la presente. A través de un sitio en Internet y de un blog, los jóvenes pueden contar otras historias de la vida de manera similar, por ejemplo de gente de su pueblo que fue asesinada por los nazis.

¿Qué significa para usted el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, el 27 de enero? ¿Lo conmemora de una manera especial?

El año pasado participé en la organización de la conmemoración junto con mi otra tía abuela, la hermana de la fallecida Rozsika. Anteriormente estuvimos en Auschwitz. Canté oraciones delante del crematorio. Fue un momento importante para mí. El 27 de enero significa mucho para mí, pero no quiero que la memoria se limite a unos días del año. Quiero ofrecer una plataforma que invite a la reflexión durante todo el año.

Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, el 27 de enero

www.salonavitall.org

info.arte.tv/de/interaktives-projekt-berlin

© www.deutschland.de