Cómo Alemania reacciona 
a la crisis de refugiados

Desde el verano de 2015, el número de refugiados en Alemania aumenta rápidamente. El Gobierno federal actúa decididamente. Un panorama de las medidas más importantes.

Hasta el cambio de año 2014/2015, los flujos de refugiados provenientes del Próximo y Mediano Oriente fueron relativamente moderados. En la 
primavera de 2015, sin embargo, en los principales países de acogida de sirios –Turquía, el Líbano y Jordania –empeoró rápidamente la situación en los campos para refugiados, porque ACNUR ya no disponía de los medios suficientes para asegurar el abastecimiento. Cada vez más personas comenzaron a tomar el camino hacia Europa Occidental.

Pronóstico: el doble

18 de junio de 2015: Angela Merkel, la canciller federal alemana, se reúne con los ministros-presidentes de los estados federados. Es la primera “Cumbre sobre los refugiados”. El Gobierno federal había previsto hasta el verano un máximo de 400.000 refugiados. El 16 de agosto, el Ministerio del Interior duplica el pronóstico. En julio habían sido registrados ya más de 83.000 refugiados. El 4 de septiembre, Merkel anuncia que miles de refugiados que se hallan esperando en Hungría están autorizados a entrar a Alemania sin la aplicación de las disposiciones de la ley de asilo, que prevé evaluaciones caso por caso. El procedimiento Dublín III, por el cual los trámites de asilo deben ser realizados en los países a los que primero lleguen los solicitantes de asilo a la UE (más Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein), deja así de facto de tener vigor.

UE: distribuir a los refugiados

22 de septiembre: los ministros de Interior de los Estados miembros de la UE aprueban distribuir hasta 2017 unos 120.000 refugiados entre los países de la UE. En contra votan Hungría, la República Checa, Eslovaquia y Rumania. El 25 de septiembre, el Bundestag aprueba poner a disposición 2000 millones de euros más de ayuda para los refugiados.

Nuevas leyes

6 de octubre: Peter Altmaier, jefe de la Cancillería Federal, es nombrado por el Gabinete Federal “coordinador político general” de la política de refugiados. A cada ministerio se le asignan determinadas responsabilidades. El Ministerio Federal del Interior sigue siendo responsable de toda la coordinación operativa, el Ministerio de RR. EE. y el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo comparten las competencias en relación con la lucha contra las causas de la migración y la huida. El 24 de octubre entran en vigor nuevas leyes sobre asilo, con las que se acelera el procedimiento de asilo y se 
reducen los falsos incentivos. A las personas sin perspectiva de recibir asilo, el dinero que se les daba para sus gastos personales será sustituido por prestaciones en especie. Quien posee una buena perspectiva de recibir asilo, tendrá la posibilidad de integrarse más rápidamente en el mercado laboral. El Gobierno federal pasa a sufragar costos que hasta ahora tenían los estados federados y municipios. Albania, Kosovo y Montenegro son declarados países de origen seguros.

Más dinero

5 de noviembre: El Gobierno federal decide crear centros que realicen los trámites de reconocimiento de asilo y retorno. El retorno de solicitantes de asilo rechazados es facilitado por la disposición de los países de los Balcanes a recibir a los retornados. El procedimiento Dublín III es aplicado nuevamente desde el 10 de noviembre por el Ministerio Federal del Interior y la Oficina Federal de Migración y Refugiados (BAMF). El Gobierno federal pone a disposición 1000 millones de euros más de ayuda para los refugiados.

Cumbre UE-Turquía

30 de noviembre: La UE y Turquía aprueban un plan de acción para afrontar la crisis de refugiados. Turquía recibe 3000 millones de euros, facilidades para los ciudadanos turcos dentro de la UE y la promesa de una intensificación de las negociaciones de ingreso del país a la UE. En contrapartida, asegura mejorar las condiciones en los campos de refugiados, perseguir más decididamente a los traficantes de personas y aceptar de retorno a inmigrantes de terceros Estados a partir del verano de 2016.

Campaña en Afganistán

En noviembre, el Ministerio de RR. EE. lanza en Afganistán una campaña contra falsos rumores y mentiras de traficantes de personas. La campaña se dirige a través de carteles y los medios sociales a afganos que piensan en refugiarse en Alemania.

El carné de refugiado

En diciembre, el Gobierno Federal aprueba la creación de un carné de identidad para refugiados, en el que figurará su nombre, fecha de nacimiento, ciudadanía y otros datos. El objetivo es acelerar el registro de solicitantes de asilo. ▪