De confianza

Frank-Walter Steinmeier es muy apreciado por los ciudadanos y sumamente estimado también por otros políticos. Voces sobre el nuevo jefe de Estado de Alemania.

dpa - Frank-Walter Steinmeier mit seiner Frau Elke Büdenbender

De confianza, experimentado, brillante, ingenioso: sus colegas y acompañantes en la política estiman muchas cualidades del nuevo Presidente Federal, elegido el 12 de febrero y que asumirá el cargo el 19 de marzo. Los alemanes conocen a este político socialdemócrata desde hace años. Hasta fines de enero, Frank-Walter Steinmeier fue ministro de Relaciones Exteriores del país, ganándose mucho reconocimiento en el cargo.

 

Angela Merkel, canciller federal

“Frank-Walter Steinmeier es un candidato que contará con el apoyo de muchos ciudadanos. La gente siente lo que nosotros, quienes trabajamos junto con él desde hace muchos años, ya sabemos: que es una persona en la que se puede confiar”.

 

Joachim Gauck, presidente federal de 2012 al 18.03.2017

“El nombre de Frank-Walter Steinmeier seguirá estando unido a la política exterior de Alemania. Steinmeier es una persona que nunca ceja en el empeño de negociar, mediar, convencer. Steinmeier lo demostró tanto en las negociaciones con Irán como en las negociaciones entre las partes en conflicto en Ucrania, dice Gauck. Y agrega: “La ausencia de diálogo es la muerte de la diplomacia. Steinmeier transformó ese enunciado en una máxima”.

 

Gerhard Schröder, ex canciller federal, 1998 a 2005

“En estos tiempos difíciles, es bueno contar con experiencia internacional, que Steinmeier ¡vaya que la tiene! Es la persona correcta en el momento adecuado. Es un trabajador muy eficiente y posee una singular mezcla de tacto político, gran capacidad de comunicación y brillantes conocimientos jurídicos”.

 

John Kerry, ex ministro de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, de 2013 a 2017

“En el caso del acuerdo atómico con Irán, su aporte fue decisivo para que las partes, que se distanciaban, volvieran a reunirse. Frank sabe muy bien cuándo puede cederse y cuándo no. Todo era sumamente difícil. Por eso, fue magnífico tener un aliado que no se pusiera permanentemente en primer plano, sino que trabajara con calma para implementar el plan”.

 

Jean Asselborn, ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo

“Era uno de los pocos que, cuando un debate en el consejo iba en determinada dirección, lo podía encaminar en otra dirección. Steinmeier tiene ese poder de convicción”.

 

Brigitte Zypries, ministra federal de Economía y Energía y una buena amiga de Steinmeier desde la época de estudiantes

“Steinmeier era alguien con quien ya entonces se podía dialogar bien y seriamente. Y que tiene mucho humor, lo saben todos”.