Un ejemplo internacional

Los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales son una preocupación de la política exterior alemana.

Bandera arco iris frente a la Puerta de Brandemburgo.
Bandera arco iris frente a la Puerta de Brandemburgo. picture alliance / Britta Pedersen/dpa-Zentralbild/dpa

También se trata de visibilidad: "Afortunadamente, nos hemos vuelto mucho más diversos en los últimos años", señaló el ministro de Estado Michael Roth al periódico "tageszeitung" de Berlín en una entrevista sobre la política de recursos humanos del ministerio Alemán de Asuntos Exteriores en marzo de 2021. "Muchos colegas no ocultan su identidad sexual. Pero a la vez se trata de una decisión individual de cada uno. Somos el único ministerio que tiene su propio grupo LGBTI, llamado Rainbow, con varios cientos de miembros. Y yo soy parte de él, por supuesto".

El ministerio alemán de Asuntos Exteriores durante el Christopher Street Day 2019 en Berlín
El ministerio alemán de Asuntos Exteriores durante el Christopher Street Day 2019 en Berlín
picture alliance/dpa/Revierfoto

El ministro de Estado concedió la entrevista con motivo de la adopción de un nuevo concepto por parte del Gobierno alemán a fin de promover la inclusión de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) en la política exterior alemana y la cooperación al desarrollo. También se pretende reforzar así a organizaciones de la sociedad civil que luchan por los derechos humanos de las personas LGBTI y contra la discriminación en virtud de la orientación sexual y la identidad de género. El ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania ya ha apoyado una amplia gama de proyectos en el pasado, por ejemplo, sobre la documentación sobre violencia contra personas trans en Europa del Este y Asia Central o sobre el diálogo entre instituciones estatales y las organizaciones LGBTI en los Balcanes Occidentales y Turquía.

El ministro de Estado Roth resalta: "Queremos ofrecer espacios protegidos a las personas LGBTI. Haremos que la financiación de nuestros proyectos sea permanente. Y deseamos animar a nuestros colegas in situ a que se dirijan claramente a las autoridades locales cuando sea necesario. Me gustaría acercarnos a los logros de los países nórdicos o Países Bajos, que llevan años realizando una labor muy comprometida con las cuestiones LGBTI".

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.