Compromiso con el entendimiento

Dos años en el Consejo de Seguridad de la ONU - El Ministro alemán de Asuntos Exteriores Heiko Maas hizo un balance de la labor de Alemania en el más alto organismo de la ONU.

El ministro de Relaciones Exteriores Heiko Maas en el Consejo de Seguridad de la ONU en 2019.
El ministro de Relaciones Exteriores Heiko Maas en el Consejo de Seguridad. picture alliance/dpa

Hablando ante el Bundestag, el ministro alemán de Asuntos Exteriores Heiko Maas hizo un balance de dos años de pertenencia alemana al Consejo de Seguridad de la ONU. Presentamos aquí las declaraciones más importantes.

Sobre la situación en el mundo:

"El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no es más que un espejo de la política mundial, que sin duda se ha ganado el título de "difícil" en los últimos años. No hay otra forma de describir la labor en el propio Consejo de Seguridad. La retirada de Estados Unidos de las estructuras multilaterales bajo el mandato de Donald Trump, el creciente antagonismo chino-estadounidense a todos los niveles y el desprecio del derecho internacional, incluso por parte de miembros permanentes: todo esto no ha pasado por el Consejo de Seguridad sin dejar huella.

Un motivo de esperanza:

"En respuesta a quienes estaban empezando a preparar los ritos funerarios del Consejo de Seguridad, quisiera darles un número como ejemplo, y ese número es el 101. Es el número de resoluciones que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha aprobado a pesar de todas las controversias y a pesar de las difíciles condiciones durante nuestra pertenencia al Consejo, desde Afganistán hasta Yemen, desde Sudán hasta la República Centroafricana. Y a menudo han sido los países europeos del Consejo de Seguridad los que han propuesto repetidamente compromisos, han buscado soluciones en interminables debates, pero también, cuando ha sido necesario, se han opuesto resueltamente a otras.

Lo que se ha logrado:

"Estos son algunos ejemplos en los que queda claro que el Consejo de Seguridad al menos no ha perdido completamente su capacidad de actuación. (Siria:) Por supuesto, fue doloroso que al final tuviéramos que restringir el acceso de los trabajadores de ayuda humanitaria en Siria a un único cruce fronterizo. Pero la diferencia entre este único paso fronterizo y ningún paso fronterizo ha sido una diferencia entre la vida y la muerte para miles de sirios. Es por eso que (...) pasamos días y noches negociando sobre este tema, y lo mismo sucedió con muchos otros.

Asimismo, quisiera referirme al Sudán y especialmente a la misión de la ONU, que para muchos ya ha terminado. También hemos logrado, junto con Gran Bretaña, lanzar una misión completamente nueva de las Naciones Unidas, que ahora proporciona apoyo a las reformas políticas y también acompaña el proceso de paz en curso.

Esto también es aplicable a Libia. Sin el proceso de Berlín, que iniciamos aquí con la Conferencia sobre Libia a principios de año, y sin nuestro constante seguimiento de los compromisos contraídos en el Consejo de Seguridad y también en el Comité de Sanciones, no estaríamos hablando hoy en diciembre de una solución política de paz y de elecciones libres en Libia".

Alemania preside la reunión: el ministro de Asuntos Exteriores Heiko Maas en Nueva York en 2019.
Alemania preside la reunión: el ministro de Asuntos Exteriores Heiko Maas en
Nueva York en 2019.
picture alliance/dpa

Sobre el papel de Europa:

"No solo hemos coordinado la acción con nuestros socios europeos a diario, sino que también hemos convocado conjuntamente reuniones especiales, votado conjuntamente y, por consiguiente, hemos explicado conjuntamente a la opinión pública mundial lo que nos preocupa, a saber, el fortalecimiento del peso de Europa y, sobre todo, de la Unión Europea en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Cuestiones clave desde una perspectiva alemana:

"Con más frecuencia que cualquier otro miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, hemos tenido organizaciones civiles, organismos de los derechos humanos, que presentan sus informes ante el Consejo de Seguridad y que se pronuncian una y otra vez sobre la situación. Junto con Francia, hemos iniciado la llamada 'Call for Humanitarian Action. Por primera vez en ocho años hemos puesto el tema del desarme y de la no proliferación en la agenda del Consejo de Seguridad.

Planes para el futuro:

"Como europeos, debemos, sin embargo, preservar las lecciones aprendidas en los últimos años, a saber, que será mucho más importante que en el pasado que defendamos las normas en este mundo y que establezcamos otras nuevas, normas que beneficien a todas las personas. Alemania también debe seguir asumiendo esta responsabilidad, en las Naciones Unidas y, por supuesto, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. No solo queremos volver a presentarnos para un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad dentro de ocho años, sino que también aspiramos a convertirnos en miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas hasta entonces".

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.