Entrevista con el escritor Rafik Schami

Hace más de 30 años huyó de Siria a Alemania. Hoy ayuda a compatriotas que viven en campos para refugiados. Entrevista con el escritor Rafik Schami.

dpa/Wolfram Steinberg - Rafik Schami

Sr. Schami, usted escribió: “Cuando me despierto, pienso siempre primero en Damasco”. Innumerables personas han debido huir recientemente de Siria. Usted los ayuda. ¿Sienten los “nuevos” refugiados lo mismo que usted?

El exilio siempre está estrechamente ligado al destino individual. No conozco dos seres humanos que experimenten su situación en el exilio en forma similar. Pero todos tienen muchas cosas en común: todos los sirios comparten la experiencia de que su cultura y su país son destruidos. La mayoría desea volver a casa lo antes posible. También comparten la pena por todas las hermosas ciudades que yacen en ruinas y por todos los seres humanos que han muerto.

 

¿Cómo ayuda usted concretamente a los refugiados sirios?

Llamando la atención en la opinión pública sobre su destino, continua e incansablemente. El mundo olvida rápidamente y la indiferencia es el mayor enemigo de los refugiados. Ayudamos a niños y jóvenes en los campos para refugiados, sobre todo en el Líbano, Turquía y Jordania. Con actos benéficos, donaciones y acciones podemos lograr que para un par ellos la vida sea algo menos dura. Junto con organizaciones locales contribuimos a que hijos de refugiados reciban clases escolares, asesoramiento psicológico, comida y medicamentos. Pero el dinero es solo un aspecto, lo más importante es la comprensión. 

 

En Alemania han sido fundadas muchas iniciativas para ayudar a personas que se han refugiado en el país. ¿Cómo experimenta ese compromiso, qué significado tiene para usted?

Todo tipo de ayuda para los refugiados es una expresión de solidaridad, una prueba de que los seres humanos somos hermanos y hermanas. Toda mano que ofrece ayuda, cada pulóver que protege del frío, son magníficos. Nadie debe pensar que su ayuda es demasiado pequeña. Los alemanes son mejores de lo que a veces se piensa, ayudan de todas formas. Esencial para integrarse en el nuevo país es aprender el idioma, por eso la ayuda para aprender alemán es esencial. Pero no se deben tener excesivas expectativas, no siempre la ayuda rápida lleva rápidamente al éxito. La generosidad debe ir acompañada siempre de paciencia.

 

www.schams.org

© www.deutschland.de