Aprender alemán y hacer carrera

Buenos conocimientos del idioma alemán ofrecen a jóvenes de todo el mundo las mejores oportunidades para estudiar y trabajar. Dos historias de éxito.

Gresa Kabashi
Gresa Kabashi privat

Gresa Kabashi: Formación en Alemania

Para Gresa Kabashi fue un golpe de suerte que en 2005 se abriera una nueva escuela de alemán como lengua extranjera en Prizren, su ciudad natal en Kosovo. En ese momento tenía once años. Hoy, el joven de 25 años afirma: "La lengua alemana ha influido en mi carrera y me ha ayudado en mi formación, así como en mis estudios universitarios y en mi profesión. Sin conocimientos de idiomas, probablemente no habría llegado a Alemania".

Otra circunstancia favorable fue que el Colegio Loyola, donde Gresa se graduó de bachiller en 2012, mantiene una cooperación en materia de formación con grandes empresas alemanas. Una vez al año, estas empresas ofrecen a los alumnos de 12º año la oportunidad de realizar prácticas y luego una formación profesional en Alemania. "Yo fui una de ellos y estoy muy agradecida por ello", añade.

Gresa vive hoy en la pequeña ciudad de Oelde, en Renania del Norte-Westfalia, y trabaja para una empresa mediana de tecnología. "Completé mi formación como diseñador técnico de productos en 2015. Desde entonces estudio ingeniería industrial de forma paralela al trabajo y ya estoy escribiendo mi tesis de grado.

Siyana Dimitrova: Con una beca a la universidad

También para Siyana Dimitrova, de Bulgaria, valió la pena aprender el idioma alemán y tener un objetivo en mente. Su entusiasmo es contagioso: "Quisiera decirles a todos lo bueno que es estudiar en Alemania y cuántas oportunidades se abren. Y quiero demostrar que es posible lograrlo".

Siyana Dimitrova
Siyana Dimitrova Cordula Flegel

La joven aprendió alemán en su país natal en una escuela PASCH. Quería estudiar en Alemania, aunque resultaría muy caro para su familia. Al final del 12º año tuvo una gran oportunidad: una beca de estudios del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Siyana aprobó el trámite de solicitud y vino a Magdeburgo en 2012 para estudiar. Hoy tiene en su bolsillo un título de grado en Periodismo y una maestría en Educación en Medios de Comunicación.

Siyana participa ahora activamente su universidad como embajadora universitaria y apoya a otros egresados del extranjero en su camino hacia Alemania.

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative