Proyectos de exalumnos PASCH

Couchsurfing en todo el mundo y aprender alemán en Mongolia: en el primer encuentro de exbecarios de PASCH fueron premiados seis proyectos.

PASCH-Alumni-Treffen Berlin
Viktoria Kleber – PASCH-Alumni-Treffen Berlin

El 11 de noviembre fueron entregados en Berlín por primera vez premios por los mejores proyectos de exalumnos PASCH. La Central de los Colegios en el Extranjero y el Goethe-Institut seleccionaron las ideas más creativas según los criterios innovación, utilidad pública, viabilidad y sostenibilidad.

PASCH es el acrónimo de la iniciativa “Los colegios, socios para el futuro”, lanzada en 2008 por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania. Hoy interconecta en red a 1.800 colegios en todo el mundo en los que el aprendizaje del idioma alemán tiene un papel destacado. “Los exalumnos PASCH son embajadores culturales. Muchos de ellos ocuparán más tarde posiciones claves en sus países, contribuyendo así a las buenas relaciones entre sus países y Alemania”, dice Stephan Steinlein, secretario de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania. “Me alegra que hayamos podido traer por primera vez a Berlín a exalumnos PASCH que estudian en diferentes lugares de Alemania. También me alegra haber podido organizar el primer concurso para exalumnos PASCH. Los ganadores cooperan en parte en forma suprarregional y abordan temas políticos de actualidad, como la prevención de la emigración, o quieren fomentar más el aprendizaje del alemán en sus propios países”.

En el concurso participaron en total 51 grupos de exalumnos PASCH de 27 países. Los seis mejores proyectos recibieron sendos premios de 2.000 euros cada uno, para llevar las ideas a la práctica. Tres equipos ganadores fueron invitados a Berlín a la entrega de premios con ocasión del primer encuentro de exalumnos PASCH junto con 120 egresados de colegios PASCH de 43 países. Entrevistamos a algunos de los ganadores.

 

Maryna Mikhalchuk

Maryna Mikhalchuk, Bielorrusia

¿Con qué idea de proyecto ganó tu equipo?

Queremos fundar una plataforma a través de la cual exalumnos PASCH puedan ofrecer posibilidades de pernoctación privadas y gratuitas. De esa forma, exalumnos PASCH pueden viajar por todo el mundo y tienen en todos lados una cama y una persona del país con la cual pueden hablar en alemán. Nos interconectará muy, muy bien. Sobre todo, porque a todos los jóvenes les gusta viajar.

También tú fuiste a un colegio PASCH y aprendiste alemán allí. ¿Cómo fue tu experiencia?

Fue magnífica. El alemán fue prácticamente la única materia que me gustaba. Luego del colegio vine a Alemania y fui a un colegio de enseñanza propedéutica para estudiantes extranjeros. Ahora estudio ciencias del teatro en Múnich.

¿Por qué estás aquí?, ¿qué te agrada de Alemania?

Hay muchas cosas que me gustan. Sobre todo, todo es más liberal que en Bielorrusia. Aquí cada uno puede manifestar su opinión. Cuando, por ejemplo, en la universidad escribo una pieza de teatro, puede criticar todo. En Bielorrusia, eso no es posible. No hay tanta libertad, ni pensamiento libre, ni creatividad.

 

Kokou Hlomewu (Mitte)

Kokou Hlomewu, Togo (centro)

Vuestra idea de proyecto fue una de las ganadoras del concurso de exalumnos PASCH. ¿Qué idea habéis presentado?

Queremos organizar debates y conferencias sobre el tema de las migraciones. Es un tema muy importante en África. Queremos informar y mostrar que emigrar ilegalmente a Europa tiene serias consecuencias. En África, mucha gente sigue haciéndose una idea equivocada. Queremos llamar a los africanos a transformar activamente sus propios países, para sentirse bien en ellos.

Estudias en Togo y ahora estás en Berlín con ocasión del primer encuentro internacional de exalumnos PASCH. ¿Qué te gusta de Alemania?

Los alemanes tienen muchas ideas y trabajan mucho. Aquí hay muchas posibilidades de crear y lograr algo. Además, todo está muy limpio y bien estructurado. Eso me gusta.

¿Fue difícil para ti aprender alemán?

No, no. El alemán no es ningún idioma difícil. Lo aprendo desde hace seis años. Si fuera un idioma difícil no lo podríamos aprender ni utilizar. Otros idiomas son mucho más difíciles que el alemán.

En la reunión de exalumnos, jóvenes de todo el mundo hablan alemán. ¿Qué experiencias te llevas a casa?

Es magnífico que todos nos podamos entender aquí. Los exalumnos de Togo fuimos los primeros en llegar y estábamos muy excitados. Ahora ya tengo amigos de Georgia, Rusia y Burkina Faso. Ser un exalumno PASCH significa para nosotros tener una nueva familia”.

 

Dulguun Batmunkh (im Foto rechts)

Dulguun Batmunkh, Mongolia (en la foto, a la dcha.)

¿Qué significó para ti ir a un colegio PASCH?

Pasé mi infancia en Alemania. Cuando regresé a Mongolia quise seguir absolutamente en contacto con el idioma y la cultura. Eso fue ideal para mí.

¿Qué palabra alemana te gusta más?

Creo que es la palabra “Aufarbeitung” (“análisis crítico del pasado”). Un idioma dice siempre también mucho sobre la sociedad del respectivo país. De ello puede concluirse que los alemanes analizan críticamente su pasado. No sucede siempre lo mismo en Mongolia.

¿Qué utilidad tiene para ti el idioma alemán?

Creo que saber alemán es una gran ventaja, sobre todo en Asia. Porque no hay mucha gente que sepa alemán. Por un lado, es muy positivo para la propia carrera. Por otro, se pertenece automáticamente a una red a la que, de otra manera, no se tendría acceso. Actualmente trabajo en la Fundación Konrad Adenauer. Sin saber alemán nunca hubiera podido acceder a ese puesto de trabajo.

¿Quieres convencer también a otros mongoles de que aprendan alemán?

Exactamente. Junto con dos exalumnos PASCH amigos míos, Uyanga Bayasgalan y Bolor Tumendalai, hemos desarrollado el proyecto “Más alemán en el país de los nómadas”. Con veladas de cine, lecturas y concursos de dibujo queremos despertar también en otros mongoles el interés por la cultura y el idioma alemanes.

Con esa idea de proyecto sois uno de los ganadores del concurso para exalumnos PASCH. ¡Felicitaciones!

 

www.PASCH-net.de

www.pasch-alumni.de

PASCH-Initiative auf Facebook

"Menschen bewegen" auf Facebook