Viajes a la historia

Lugares cargados de recuerdos permiten experimentar intensamente la historia. Estos lugares vale la pena visitar, también virtualmente.

La catedral de Aquisgrán: la tumba de Carlomagno.
La catedral de Aquisgrán: la tumba de Carlomagno. picture alliance/Zoonar

Carlomagno y la catedral de Aquisgrán

Carlomagno fue alemán, francés… europeo, lo que, por supuesto, es una forma moderna de decirlo, porque Carlomagno vivió en una época (nació el 2 de abril de 747 o 748, murió en Aquisgrán el 28 de enero de 814) en la que la gente no tenía ni idea de Francia ni de Europa, y mucho menos de Alemania. Tras la coronación de Carlos como imperator augustus en Roma el 25 de diciembre de 800, Aquisgrán se convirtió en el centro de su imperio. Aunque este no tenía una verdadera capital: era siempre donde se alojaba Carlomagno. Carlomagno fue enterrado en la espectacular catedral de Aquisgrán que él mismo ordenó construir. Aquí puedes realizar una visita virtual.

La catedral de Aquisgrán simboliza el contacto entre lo celestial y lo terrenal.
La catedral de Aquisgrán simboliza el contacto entre lo celestial y lo terrenal.
RWTH Aachen University

El castillo de Hambach, la cuna de la democracia alemana

En 1832, 30.000 personas acudieron a la “Fiesta de Hambach”,, en el castillo sobre el monte Schlossberg, exigiendo participación política, libertad de reunión, libertad de prensa y libertad de expresión. En la torre del castillo de Hambach izaron la bandera negra-roja-gualda. La actual bandera nacional alemana era un símbolo de democracia, libertad, paz entre los pueblos y unidad nacional. Una exposición en el castillo de Hambach conmemora la “cuna de la democracia alemana”.

 

El palacio Cecilienhof y el fin de la Segunda Guerra Mundial

En el palacio Cecilienhof, en Potsdam, se reunieron en el verano de 1945, tras el final de la Segunda Guerra Mundial y la victoria sobre la Alemania nazi, el presidente estadounidense Harry S. Truman, el primer ministro británico Winston Churchill (y su sucesor Clement Atlee) y el jefe de Estado soviético Iósif Stalin. En la Conferencia de Potsdam se definió el nuevo orden de Europa y, en última instancia, del mundo, que rigió durante los siguientes 44 años.

 

La Topografía del Terror y el nacionalsocialismo

Uno de los lugares más visitados de Berlín es a la vez un museo y un memorial. Cerca de la plaza Potsdamer Platz, recuerda los horrores del régimen nazi. Aquí tuvieron su sede entre 1933 y 1945 las principales organizaciones de terror de la Alemania nacionalsocialista: la Gestapo (Policía Secreta del Estado), el cuartel general de la SS, la Oficina Central de Seguridad del Reich de la SS y el SD (Servicio de Seguridad), también de la SS.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.