"Queremos propiciar la empatía"

Mirjam Wenzel, directora del Museo Judío de Fráncfort, sobre la oferta digital y el trabajo museístico orientado al futuro.

Mirjam Wenzel: "Tenemos en mente grupos objetivo muy diferentes"
Mirjam Wenzel: "Tenemos en mente grupos objetivo muy diferentes" Jüdisches Museum Frankfurt

El Museo Judío de Fráncfort es el museo municipal judío más antiguo de la República Federal de Alemania. Tras una amplia renovación y ampliación, reabrió sus puertas en octubre de 2020.

Profesor Wenzel, ¿qué puede aportar un museo como el Museo Judío de Fráncfort al presente en el ámbito del compromiso entre memoria y enseñanza?

Nuestro lema es "Nosotros estamos ahora". Contamos la historia con relatos personales, siempre con la mirada puesta en el presente. Queremos conmover a la gente, hacerla pensar y propiciar la empatía, y así acercar la pluralidad de experiencias judías a nuestros visitantes. A nivel internacional, tenemos en mente grupos objetivo muy diferentes: desde los participantes de habla inglesa en un "Jewish Heritage Tour", hasta los turistas japoneses, a los que nos gustaría llegar aún más en el futuro, también a la luz del gran interés que existe en Japón por Ana Frank, que nació y se crio en Fráncfort y cuya historia familiar mostramos en nuestra exposición permanente.

Recientemente, usted calificó el Museo Judío de Fráncfort de "museo posdigital". ¿Qué quiere decir con eso?
Utilizo la palabra "posdigital" para centrarme en el impacto de la digitalización en nuestra interacción con los demás y para pensar en el museo como lugar social. Creo que es importante entender el espacio digital como parte de la realidad de nuestras vidas y crear conexiones entre Internet y el mundo de las cosas en el museo. Por eso hemos desarrollado por ejemplo la aplicación "Museum To Go". Al entrar en nuestro museo, nuestros visitantes reciben un marcapáginas con el que pueden reunir videos, objetos e información en varias estaciones interactivas de nuestra exposición permanente y luego verlos en el sitio web, independientemente de su ubicación, utilizando un código de acceso personal.

No solo como directora de museo, sino también como profesora, usted trabaja mucho con jóvenes para los que la distancia histórica con la Shoah es relativamente grande. ¿Qué significa eso para su trabajo?
En las familias judías, la Shoah sigue estando muy presente, independientemente de la generación. En cambio, en las familias alemanas cuyos antepasados vivieron la época nacionalsocialista no es tan así: aquí suele prevalecer el deseo de considerar la historia como algo del pasado. Sin embargo, hay bastantes jóvenes alemanes que quieren tratar la Shoah y la historia judía de forma responsable. Llegar a los jóvenes es especialmente importante para mí. En nuestro trabajo, reflexionamos sobre la experiencia judía del pasado y del presente, y al mismo tiempo queremos configurar el futuro. Un museo sólo puede desarrollar una conexión con el futuro si dialoga con los jóvenes.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.