Las universidades como lugar de integración

El Ministerio Federal de Educación facilita el acceso a estudios universitarios a refugiados con un paquete especial de medidas.

Son centros de internacionalidad y lugar de integración. Las universidades no sólo asumen un papel central en la formación. También cumplen una función social importante. “Si la integración tiene éxito, es a través de la formación”, afirmó la ministra de Educación de Alemania Johanna Wanka. Por esta razón, el Servicio de Intercambio Académico Alemán (DAAD) ha desarrollado un segundo paquete de medidas para refugiados. El Ministerio Federal de Educación e Investigación (BMBF) ha comprometido para ello unos 100 millones de euros. Se trata de allanar el camino de los refugiados hacia las universidades alemanas. Se evalúa la aptitud de refugiados para estudios y promueve su ­integración en universidades. Wanka ­
ya había puesto en marcha a finales de septiembre de 2015 un primer programa de 130 millones de euros para el aprendizaje de idioma y la formación profesional.

www.bmbf.de