Auge del yoga en Alemania

El yoga, una técnica de ejercicios físicos y espirituales proveniente de la India, adquiere creciente popularidad en Alemania.

LuckyImages/Fotolia - Yoga

Los tiempos en que alguien que iba al gimnasio con una colchoneta de yoga era objeto de burlas pertenecen al pasado. Luego del senderismo, el ciclismo, el jogging y la natación, el yoga es hoy en Alemania uno de las actividades deportivas más populares. Según un estudio de la Sociedad de Investigaciones del Consumo, unos tres millones de alemanes practican regularmente yoga; el 90 por ciento son mujeres. Unos 10 millones de personas han probado ya practicar yoga; otros 12,5 millones pueden imaginarse comenzar a practicar yoga en los próximos doce meses. Las cifras confirman lo que se observa desde hace tiempo en clubes deportivos y gimnasios de fitness alemanes: el yoga es hoy un deporte de masas y no solo de estrellas de Hollywood.

 

La última tendencia: el cicloyoga

 

El yoga proviene originalmente de la India. Su práctica, cuyos comienzos se remontan al siglo VII a. C., abarca ejercicios físicos y espirituales, técnicas de respiración y meditación. La meta es armonizar el cuerpo, el espíritu y el alma, mejorar el bienestar y aumentar la capacidad de rendimiento. Quien ya ha realizado alguna vez el “cuervo”, el “árbol” o la “rana” sabe cuán agotador puede ser el yoga y cuánto dominio del cuerpo exige.

La popularidad del yoga crece sobre todo en las grandes ciudades alemanas. Solo en Berlín existen actualmente unos 300 estudios de yoga; en Múnich, unos 200. En comparación con otros deportes, como la natación o el tenis, el yoga tiene la ventaja de que puede ser practicado en todas partes y por todos. Hay yoga para embarazadas, para bebés y para la tercera edad e incluso, la última tendencia, cicloyoga: yoga en bicicleta.

Día Internacional del Yoga, el 21 de junio de 2016

http://dyv.de

© www.deutschland.de