Clásicos de Navidad: Spekulatius

El período navideño es tiempo de hornear: muy seductoras son las galletas Spekulatius.

fotolia/agneskantaruk - Spekulatius

Clavo de olor, cardamomo, canela y nuez moscada: estas especias orientales confieren el típico aroma al Spekulatius. Para muchos, estas sabrosas galletas son parte de la Navidad como el árbol de navidad y el oropel. Y muchos tienen que persuadirse a sí mismos de no comprar en octubre estas galletas cuando ya aparecen en los estantes del supermercado. Sin embargo, este dulce se come todo el año en Bélgica o Países Bajos, países en los que fue creado originalmente. Incluso en Indonesia, antigua colonia holandesa, se conocen estas sabrosas de sabor a especias.

 

Debido a las muchas y costosas especias exóticas necesarias para su elaboración, hasta después de la Segunda Guerra Mundial "Spekulatius" (o speculoos) era una galleta que la mayor parte de la gente no podía permitirse; pero hoy en día es un producto de consumo masivo. En Alemania, las galletas se fabrican principalmente de Westfalia y Renania. Y si se las coloca en el orden correcto, las imágenes sobre el Spekulatius narran la historia de Santa Claus o Papá Noel.

 

Galletas con motivos

 

Hornear galletas dulces y bizcochos para la época de Navidad forma parte de una antigua tradición cristiana: ya en los siglos XV y XVI se repartía el pan bendito entre los fieles al final de la misa. El nombre de las galletas "Spekulatius" proviene del latín "Specculum", que significa espejo. A principios de diciembre, muchos hogares de Alemania se transforman en verdaderas panaderías de fabricación de galletas. Por lo general se hacen diferentes variedades de galletas, se conservan en latas y se comen los 4 domingos de Adviento, o se regalan.

 

Hornear en casa esta galleta no es algo particularmente difícil: basta remover en un bol mantequilla, azúcar y especias hasta obtener una crema. Entonces se añade extracto de almendras, leche y harina mezclada con polvo de hornear. Después de tres horas en el refrigerador se pueden dibujar motivos sobre la masa aplanada. Como la masa apenas se levanta en el horno, es muy adecuada para moldes de galletas con figuras. Una vez hechas se pueden reconocer muy bien los motivos.

 

 

 

© www.deutschland.de