Las nuevas tendencias en la alimentación

La comida sostenible, los alimentos de propia elaboración y también los productos regionales son cada vez más importantes.

dpa/Barbara Neveu - Vegan

¿Ha hecho usted alguna vez su propio embutido? ¿O ha probado una pasta baja en carbohidratos, hecha a base de garbanzos, arvejas o lentejas? ¿O ha cocinado alguna vez las hojas de las zanahorias? Quién responda a estas preguntas con sí está a la vanguardia de las tendencias en materia de alimentación.

Una escena gastronómica muy creativa

Después de India, Israel, Taiwán e Italia, Alemania ocupa el quinto lugar entre los países del mundo con el mayor porcentaje de vegetarianos. Los vegetarianos renuncian por convicción a productos de origen animal y sustituyen la carne por muchos alimentos alternativos, como altramuces y champiñón ostra. En 2015, uno de cada diez ciudadanos en Alemania eran vegetarianos, y uno de cada cien, veganos. Éstos renuncian no solo a las carnes sino también a cualquier producto derivado de la leche o los huevos.

La alimentación sostenible y responsable - también llamada Spiritual Food - cobra cada vez más importancia. Por ejemplo la tendencia al procesamiento integral: el objetivo es "root to leaf" ("desde la hoja hasta a la raíz"), es decir, aprovechar todas las partes de una verdura o fruta, como las hojas de las zanahorias, la cáscara de la sandía o las hojas del frijol, que normalmente se tiran a la basura.

Y cada vez son más los cocineros que se inclinan por la tendencia "nose to tail" ("desde la cabeza hasta la cola") para el pescado y la carne, lo cual se enseña ya en cursos de cocina. El chef, empresario de catering y experto en carnes Ludwig Maurer, por ejemplo, ofrece en sus academias cursos de "nose to tail", en los que los participantes aprenden a trocear el animal y aprovecharlo en su totalidad. Para Maurer esto es una señal de respeto frente a los seres vivientes y demuestra una gestión responsable de los alimentos. En esto se esconde también otra tendencia culinaria: la de los alimentos de propia elaboración. Porque quien hace algo él mismo, sabe sin duda lo que hay dentro. Alimentos relativamente simples, como la mantequilla, los caldos o la leche de almendras, ya son producidos por muchos en la cocina casera.

Otra tendencia es el producto "ultralocal"

En respuesta a la globalización y la industrialización del sector alimentario, muchos consumidores buscan naturalidad y autenticidad, comprando productos regionales. El lema es: cuanto más cerca de la olla crece, mejor el producto. De acuerdo con el "Food Report 2017" del Instituto del Futuro, uno de los "think tanks" europeos más influyentes en investigación de tendencias y pronósticos, la preferencia por la comida regional crece de forma significativa. Hiperlocal o ultralocal es llamada esta tendencia. La nueva empresa de Berlín "Infarm", por ejemplo, utiliza el supermercado como superficie de cultivo de sus productos. 

 

Semana Verde Internacional de Berlín: 20 al 29 de enero de 2017

www.gruenewoche.de

© www.deutschland.de