Repostería de Navidad en Alemania

Baumkuchen, mazapán, pan de especias y christstollen son los clásicos en la pastelería alemana de Navidad.

Christmas market Germany, Stollen
picture-alliance/dpa - Christmas market Germany, Stollen picture-alliance/dpa - Christmas market Germany, Stollen

Cuando hace frío, los mercadillos navideños atraen a multitud de visitantes y los saludos de adviento llegan a casa es en Alemania el momento de los reposteros. Es lo que podría pensarse. Para que las típicas delicias pasteleras lleguen a tiempo a las tiendas y los hogares, los reposteros deben comenzar a trabajar, sin embargo, mucho antes. Más teniendo en cuenta que algunos de sus productos tienen un largo camino ante sí: la torta “Baumkuchen”, por ejemplo, es muy popular en muchas partes del mundo, como informa la Repostería Buchwald, de Berlín, que tiene una larga tradición.  

La Repostería Buchwald existe desde hace más de 160 años. Fue fundada en Cottbus, pero pronto se trasladó a Berlín, donde ya había servicio de gas, sobre cuyo fuego la torta “Baumkuchen” queda especialmente bien. La “reina de las tortas”, hecha en capas, con un agujero en el medio y cubierta de chocolate, era vendida por la repostería incluso a la corte de Prusia. Hoy, además de personalidades berlinesas, Buchwald tiene clientes en muchos países, que poco antes de Navidad reciben su torta por correo.

También el mazapán de Alemania tiene fama en todo el mundo y está estrechamente relacionado con la ciudad de Lübeck y la Repostería Niederegger. Johann Georg Niederegger, un joven del sur de Alemania, compró en 1806 una repostería en Lübeck y sus productos pronto cobraron gran fama. Niederegger abastecía con mazapán incluso a la corte del zar de Rusia. El Café Niederegger y el museo anexo son hoy visitados por numerosos turistas.

El mazapán, una fina masa de almendras y azúcar, no fue creado en Alemania, sino en Oriente, siglos antes de que Niederegger hubiera siquiera nacido. Otra especialidad muy popular en Alemania, el pan de especias, también tiene aparentemente su origen fuera de Europa: se dice que un cierto tipo de pan dulce de especias se horneaba también en el Antiguo Egipto. La más larga tradición en Alemania tiene empero el “christstollen”, creado en los monasterios como pastel para la Cuaresma. No siempre contuvo por lo tanto tantas calorías como hoy, que se hace con mucha mantequilla y frutas secas.

www.konditoren.de

www.konditorei-buchwald.de

www.niederegger.de

© www.deutschland.de