“Selfies malogradas” premiadas

Las aplicaciones son símbolos de estatus de la generación smartphone. No solo ofrecen servicios y juegos, sino también arte. Estos son los ganadores del AppArtAward 2017.

ZKM | Zentrum für Kunst und Medien - AppArtAward 2016

Alemania.  ¿Qué salió mal? La selfie en Londres no se ve realmente muy elegante, sino fragmentada, borrosa y atravesada por líneas. ¿Y qué significan las cifras de CO2 que se superponen a la imagen? Lo que a primera vista parece ser una selfie malograda es el resultado de una aplicación premiada con el AppArtAward 2017.

El Centro de Arte y Medios de Comunicación (ZKM), con sede en Karlsruhe, y la red de empresas Cyberforum premiaron por séptima vez aplicaciones que combinan en forma inteligente técnica innovadora y diseño artístico. Desarrolladores, programadores y artistas de 18 países presentaron 70 aplicaciones. El AppArt Award es concedido en tres categorías, cada una premiada con 10.000 euros.

Selfies de sustancias contaminantes

Con su aplicación “Polluted Selfie”, el suizo David Colombini  se llevó el primer premio en la categoría AppARTivism. En esta singular aplicación, un sensor mide en tiempo real la contaminación del aire en determinado lugar. Los valores medidos son acoplados a un filtro fotográfico, que influye sobre los colores y agrega interferencias a la imagen. Cuanto más contaminado está el aire, peor se ve la selfie. “Lo extraordinario de la aplicación premiada consiste en que el narcisismo que cultiva alguna gente es transformado en su contrario productivo”, manifestó el jurado.

Juego de disparos en estilo retro

Los juegos son el más popular género de aplicaciones. En esta categoría, el primer premio fue para “Glitchskier”, de Shelly Robin Alon. En este juego de disparos, el diseñador de comunicación de 26 años de Hamburgo sorprende con un corte irónico: afuera, diseño retro; adentro, programación de alto nivel. Con ello se despega de la tendencia a desarrollar juegos en línea hiperreales. El jurado alabó el alto factor de diversión, la estética y la “reflexión intelectual del género”. 

Estudio de sonido en el smartphone

Los DJ pronto pueden ser superfluos. Ahora, con unos pocos clics en el smartphone, cualquiera puede componer un éxito musical o producir un video musical. En la categoría SoundArt, el jurado eligió dos ganadores, que se reparten el premio en efectivo. 

“Mazetools Soniface”, de Jakob Gruhl y Stephan Kloss, es un sintetizador virtual con interfaz de usuario diseñado lúdicamente: un “instrumento musical portátil todo en uno”.

El cineasta de animación Max Mörtl desarrolló la aplicación “Visual Beat”, un formato de videoclips musicales. Con un sistema modular de sonidos, canto e imágenes, los usuarios pueden arreglar piezas musicales y darles una forma visual. 

© www.deutschland.de