Muchos pequeños lugares singularmente atractivos

La escena cultural internacional no solo se fija en Berlín, sino también en Kassel, Bayreuth o Recklinghausen.

Instalación de Hiwa K en la documenta 14 en Kassel
Instalación de Hiwa K en la documenta 14 en Kassel Thomas Lohnes/Getty Images

Cuando una ciudad de la Alta Franconia alemana de solo 74.000 habitantes es visitada por 58.000 aficionados internacionales a la ópera, solo puede significar que se celebran de nuevo los Bayreuther Festspiele, el Festival de Bayreuth que desde 1876 está dedicado a las óperas de Richard Wagner.

Alta cultura lejos de las metrópolis - esto no es raro en Alemania. En ningún otro lugar del mundo hay tantos teatros, museos y salas de conciertos en relación con el número de habitantes. 130 orquestas sinfónicas y de cámara públicas, alrededor de 6.800 museos, 40 salas de concierto y alrededor de 7.000 festivales: la cultura no solo se encuentra en los grandes centros urbanos.

Uno de los panoramas teatrales más diversos del mundo

La descentralizada organización del sector cultural tiene sus orígenes en la estructura federalista. La promoción cultural es principalmente competencia de los Estados federados. Como resultado hay muchos pequeños lugares de interés cultural singularmente atractivos, en lugar de un gran centro dominante. Esto es particularmente evidente en el mundo teatral, con sus 140 salas de teatro de financiación pública.

Hay muchos otros ejemplos: cada cinco años, la escena artística internacional orienta su atención a Kassel, a la documenta, la exposición de arte contemporáneo más importante del mundo. En ciudades más bien desconocidas se celebran prestigiosos festivales de cine, como el "Festival Internacional de Cortometrajes de Oberhausen" o el "Hofer Filmtage". Para los dramaturgos contemporáneos de habla alemana se otorga cada año en Mülheim el renombrado premio "Mülheimer Dramatikerpreis", mientras que el "Ruhrfestspiele", el festival de teatro más antiguo de Europa, tiene lugar en la vecina ciudad de Recklinghausen.

Christo en Goslar

También hay museos de gran renombre fuera de las grandes ciudades: por ejemplo el "Centro Internacional de Arte Lumínico" de la ciudad de Unna, el único museo de este tipo en el mundo, según sus organizadores. En el "Museo Mönchehaus" de Goslar hay una instalación de Christo y el museo al aire libre más grande de Alemania está en Detmold.

Por cierto, Wagner no es la única oferta musical que invita a salir de la gran ciudad: un símbolo de la cultura pop fuera de las grandes urbes es el Wacken Open Air, uno de los mayores festivales de heavy metal del mundo. Alrededor de 75.000 fans llegan cada año a Wacken, un pueblo con solo 2.000 habitantes.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo