La esperanza después de la catástrofe

Una riada devastó el valle del río Ahr en verano. Ahora, la ayuda privada y estatal da esperanzas a la población en el proceso de reconstrucción

Un árbol de Navidad delante de una casa dañada en el valle del Ahr.
Un árbol de Navidad delante de una casa dañada en el valle del Ahr. picture alliance/dpa

En 2021, Alemania sufrió la mayor catástrofe natural de su historia reciente. En el valle del Ahr, al oeste de Bonn, 134 personas murieron al desbordarse el río Ahr y pequeños afluentes del Mosela. En la historia de la República Federal de Alemania, sólo el huracán de Hamburgo de 1962 se cobró más víctimas (315 personas).

“Gracias a todos los que ayudaron” dice este grafiti en una casa destruida.
“Gracias a todos los que ayudaron” dice este grafiti en una casa destruida. picture alliance/dpa

La riada que arrasó el valle del Ahr en la noche del 14 al 15 de julio, tras lluvias extremadamente intensas, causó 766 heridos y dañó unos 3.000 de los 4.200 edificios a orillas del río Ahr. En el valle del Ahr viven 56.000 personas, 42.000 se vieron afectadas por la inundación y al menos 17.000 perdieron todas sus pertenencias o sufrieron daños considerables.

Casas pequeñas como refugios de emergencia para las víctimas de las inundaciones
Casas pequeñas como refugios de emergencia para las víctimas de las inundaciones picture alliance/dpa

Inmediatamente después de la riada comenzó a llegar al valle ayuda gubernamental y privada masiva. Socorristas y la Bundeswehr (Fuerzas Armadas) acudieron para ayudar a los habitantes de los pueblos destruidos. Además, cuerpos de bomberos y voluntarios de toda Alemania se dirigieron a las zonas afectadas por las fuertes lluvias.

Los trabajos de limpieza siguen en plena marcha.
Los trabajos de limpieza siguen en plena marcha. picture alliance/dpa

Medio año después de las inundaciones, las consecuencias de la catástrofe siguen siendo visibles en todas partes. Palas mecánicas continúan con los trabajos de limpieza, tractores llevan remolques llenos de escombros a los puntos de recogida. Pero la reconstrucción también está avanzando mucho, con considerable dinero del Fondo de Reconstrucción federal y de los estados federados.

El pueblo inundado de Dernau tras la noche del desastre, en julio.
El pueblo inundado de Dernau tras la noche del desastre, en julio. picture alliance / Geisler-Fotopress

Árboles de Navidad adornados con luces son colocados en todas partes en diciembre como señal de optimismo. “Llevar luces al valle del Ahr y con ellas un poco de esperanza” es el objetivo, dice Ulla Dismon, del municipio del valle del Ahr. Esa fue también la idea de conductores de camiones y tractores iluminados que recorrieron el valle el segundo fin de semana de Adviento. También estaban previstas celebraciones de Adviento con vino caliente, galletas y la Orquesta de la Policía del estado federado. Pero tuvieron que ser canceladas debido a la segunda gran catástrofe de 2021: el elevado número de infecciones con el coronavirus. (Con material de dpa)

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.