La súper biofarmacéutica

La empresa Biontech, con sede en Maguncia, se ha convertido en muy poco tiempo en un actor global símbolo de la lucha contra el coronavirus.

Ugur Sahin y Özlem Türeci, fundadores de Biontech
Ugur Sahin y Özlem Türeci, fundadores de Biontech Federico Gambarini/dpa

La historia alemana de éxito 2021 lleva el nombre de Biontech. Antes de la pandemia del coronavirus, la empresa fundada por la pareja de científicos Özlem Türeci y Ugur Sahin, que investigaba terapias genéticas contra el cáncer, era conocida también en Alemania solo por expertos. En muy poco tiempo, la empresa, con sede Maguncia, dedicó todos sus recursos a la investigación de una vacuna contra el coronavirus, para lo cual colaboró con el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer. Desde 2007, la empresa también es apoyada financieramente por el Ministerio Federal de Educación y Ciencia de Alemania.

El éxito de la vacuna de ARNm, que Biontech desarrolló y probó en pocos meses, superó todas las expectativas. Previene en un 90 % aproximadamente de enfermar gravemente del coronavirus. El éxito de Biontech catapultó su cotización en Bolsa, los ingresos por la venta de la vacuna y, consecuentemente, también los ingresos fiscales de las dos ciudades con las mayores sedes de la empresa: Maguncia, donde se halla su sede central, y Marburgo, donde Biontech tiene su mayor centro de producción.

Inversiones para el futuro

Biontech está invirtiendo grandes sumas en el futuro de la investigación. En 2022 comenzará la construcción de un campus de investigación en Maguncia. En total, la empresa planea invertir más de mil millones de euros en la capital de Renania-Palatinado. Actualmente tiene unos 1.800 empleados en Maguncia y 2.800 en todo el mundo. En los próximos cinco a ocho años, se espera que el número de empleados en Maguncia aumente a 3.000 o 4.000. También se ampliarán los centros de producción propios de la empresa en Marburgo e Idar-Oberstein.

La vacuna contra el coronavirus es mejorada constantemente. Según Biontech, lleva unos 100 días desde que se decide adaptarla a una nueva mutación del virus hasta que se entregan los primeros lotes. La empresa también investiga otras vacunas y, cada vez más, el tema al que Türeci y Sahin se dedican desde hace años: terapias inmunológicas activas para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades graves.

Producción para África

Biontech planea comenzar ya en 2022 a producir en África. La construcción de la primera fábrica comenzará a mediados de año y se convertirá en el centro de una red de producción e investigación en ese continente. Allí se investigarán no solo el coronavirus, sino también otras enfermedades graves. Ya han sido firmadas las correspondientes declaraciones de intenciones con el Gobierno de Ruanda y el Instituto Pasteur de Dakar, Senegal.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.