Reacondicionar en lugar de arrojar a la basura

Nueva vida para teléfonos móviles y motores usados: ¿Es el reacondicionamiento un enfoque con futuro contra la chatarra electrónica? Aquí la opinión de un experto.

¿Por qué arrojar a la basura Reacondicionar es una mejor opción.
¿Por qué arrojar a la basura Reacondicionar es una mejor opción. AdobeStock/Maksym Yemelyanov

Cada vez más empresas se especializan en el reacondicionamiento y la venta de aparatos usados. Es el modelo de negocios de tiendas online tales como asgoodasnew.de y refurbed.de. Sebastian Schötz, investigador del Instituto Fraunhofer de Tecnología de Producción y Automatización, con sede en Bayreuth, explica cómo funciona y qué beneficios tiene.

Sebastian Schötz, experto en técnica de producción sostenible
Sebastian Schötz, experto en técnica de producción sostenible Universität Bayreuth

Sr. Schötz, ¿qué es el reacondicionamiento y en qué se diferencia del reciclaje?

El reacondicionamiento es la revisión y eventual reparación de productos usados para hacer posible que sean usados nuevamente. En el reciclaje, el producto se recicla, se tritura, por ejemplo, y las materias primas pueden ser reutilizadas. En el reacondicionamiento, el producto se reutiliza como tal.

¿Qué aparatos son reacondicionados?

La gama de productos es muy amplia. Va de productos electrónicos tales como teléfonos inteligentes pasando por impresoras hasta monitores y cartuchos de impresora. Además, piezas de automoción, tales como motores y turbocompresores y grandes máquinas y sistemas, como, por ejemplo, aerogeneradores.

¿Qué beneficios supone el reacondicionamiento para el medio ambiente y los consumidores?

Ahorra energía y material. Ayuda a conservar recursos primarios, que ya no tienen que ser extraídos porque están presentes en el producto. También hay menos emisiones de gases de efecto invernadero y menos residuos, porque los productos no se arrojan a la basura, sino que se devuelven al mercado reacondicionados y son reutilizados.

Los consumidores ahorran dinero porque los productos procesados suelen ser más baratos. Además, aumenta la disponibilidad de piezas de repuesto. Si ciertas piezas de repuesto ya no son producidas o no se mantienen en stock en los sectores de automoción o fabricación de maquinaria, no hay más piezas de repuesto nuevas en el mercado. En ese caso puede recurrirse a piezas reacondicionadas. Los tiempos de inactividad en las fábricas se pueden acortar si no se tiene que esperar semanas la llegada de piezas de recambio, sino que pueden ser reacondicionadas piezas usadas.

¿Qué hay que hacer para que el reacondicionamiento de aparatos técnicos se generalice más en la sociedad?

En general, se debe crear conciencia de que algo así es posible. Los fabricantes también deberían ofrecer productos reacondicionados, no solo nuevos. Y deben demostrar que la calidad de los productos reacondicionados es buena, por ejemplo, mediante informes de control o dando la misma garantía que para productos nuevos. Si el cliente recibe un producto de muy buena calidad a un precio razonable, pronto se corre la voz.

Entrevista: Christina Rath

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania?
Suscríbase aquí al boletín informativo