Empáquelo para llevar, por favor

Cerca de un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desecha. Sin embargo, hay muchas iniciativas que rescatan comestibles del contenedor de residuos.

dpa - sustainability

Alemania. En el propio hogar cada uno puede contribuir a que no se deseche comida. Esto es más difícil en restaurantes, comedores y empresas de restauración. Se estima que anualmente por cada cliente se desechan unos 23 Kg de alimento. Algunos proyectos que combaten el desperdicio.

"Restlos genießen"

En Estados Unidos, el "doggy bag" en el restaurante es algo habitual. Para muchos alemanes, pedir que les empaquen las sobras de alimentos si la porción fue demasiado grande ya no es algo embarazoso. El ministerio de Alimentación de Alemania y el portal gastronómico "Greentable" han puesto en marcha la iniciativa "Restlos genießen", que anima a gastrónomos a ofrecer a sus clientes atractivas cajas reciclables para las sobras de comida.

Menú sorpresa con una app

Más difícil es ofrecer deliciosas sobras a otras personas. Varios startups han tenido esta idea, por ejemplo To Good to Go, MealSaver y ResQ. Se basa en una aplicación móvil que ofrecen lugares cercanos en lo que hay sobras de comida para recoger. El usuario paga con Paypal o tarjeta de crédito y recoge su foodbox. A veces, el contenido se puede elegir, otras veces es una sorpresa. Quien es flexible puede conseguir una comida de alta calidad mucho más barata que en la carta. El inconveniente es que los restaurantes elaboran las cajas poco antes de la hora de cierre y que estas ofertas solo existen hasta el momento en pocas ciudades.

Un enfoque similar tiene la empresa Foodloop de Colonia: a través de una app, los supermercados ofrecen con descuento alimentos poco antes de su fecha de caducidad. Hasta ahora el proyecto se encuentra en su fase piloto.

Reste-Restaurant

En Berlín, la asociación sin ánimo de lucro "Restlos glücklich" gestiona un restaurante del mismo nombre, que cocina deliciosos platos a partir de productos que de otro modo se hubieran desechado. Los locales cercanos donan aquello que no han podido vender ese día.

Food Sharing

En la plataforma comunitaria "Food Sharing" cualquiera puede compartir comida sobrante. Los particulares acuerdan entre ellos la forma de entrega. Alternativamente se puede donar comida en refrigeradores situados en lugares públicos, los llamados "Fairteiler“. Además hay muchos voluntarios que rescatan alimentos. Son quienes recogen en tiendas alimentos que ya no se pueden vender pero sí consumir y los entregan a organizaciones benéficas.

A comer

Una larga tradición tiene la asociación Bundesverband Deutscher Tafeln. Se trata de una red de unos 900 ONG que rescatan comida antes de la fecha de caducidad, así como donaciones de tiendas, y los distribuyen entre los necesitados.

© www.deutschland.de