Tren de pilas de combustible

Alstom se prepara para el lanzamiento del primer tren de pilas de combustible.

Alstom/Michael Wittwer - Coradia iLint

Mientras que en la región de Múnich ya opera el primer sistema de uso compartido de vehículos de pila de combustible, el grupo de ingeniería ferroviaria Alstom en Salzgitter prepara una pequeña revolución para los rieles ferroviarios: a partir de 2018 circulará el primer tren de pilas de combustible por Alemania. Esto es posible gracias a la serie llamada Coradia iLint, desarrollada a raíz de una cooperación entre el grupo industrial francés Alstom y cuatro Estados federados alemanes, más otra región, todos interesados en su introducción. "Alemania es el punto de partida ideal para la tecnología de hidrógeno, porque los clientes alemanes exigen cada vez más productos innovadores y respetuosos del medio ambiente", justifica Alstom. El tren prototipo fue presentado en septiembre de 2016 en la InnoTrans, la mayor feria de la industria ferroviaria, en Berlín. Actualmente el proceso se encuentra en la fase de autorización por la Autoridad Federal de Ferrocarriles de Alemania (EBA).

Similares prestaciones, con cero de emisiones

Coradia iLint se basa en el tren diésel Coradia Lint 54, de probada eficiencia. Con la sustitución del motor diésel por un motor a tracción de pilas de combustible se abren nuevas posibilidades de servicio ferroviario con iguales prestaciones. Los nuevos trenes circulan a una velocidad similar de 140 km por hora, tienen procesos de aceleración y frenado comparables, y ofrecen espacio para la misma cantidad de pasajeros. Pero a cambio no producen emisiones nocivas ni ruidos.

Alstom espera de este desarrollo un negocio emergente. Porque en muchos países el número de locomotoras diésel en servicio sigue siendo elevado, tan solo en Alemania son 2700, las cuales deberán ser sustituidas en los próximos 5 a 20 años.

www.alstom.com

© www.deutschland.de