¿Cómo influye el duelo televisivo?

Valores, apariencias y muchos votantes indecisos - un experto explica lo que importa en el duelo televisivo de candidatos a canciller.

Elecciones parlamentarias 2017: Martin Schulz y Angela Merkel se enfrentan el 3 de septiembre en un duelo televisivo
Mucho para discutir: Martin Schulz y Angela Merkel dpa

Thorsten Faas y su equipo del investigadores de Mainz analizan el duelo televisivo del 3 de septiembre de 2017 entre la canciller Angela Merkel y su oponente Martin Schulz con motivo de las elecciones generales parlamentarias. Los expertos registran reacciones a tiempo real y pueden comprobar durante el duelo cómo los candidatos influyen en la audiencia.

Sr. profesor Faas, ¿cuánto puede influir en el resultado de las elecciones parlamentarias el duelo televisivo entre los dos candidatas a canciller, Angela Merkel y Martin Schulz?

Ya el duelo televisivo entre la canciller Angela Merkel y su oponente Peer Steinbrück en 2013 tuvo casi 18 millones de espectadores. También en la campaña electoral 2017 el duelo televisivo es el evento más importante. Eso se debe, en parte, a la composición de la audiencia televisiva: el duelo es visto por mucha gente que no ha participado mucho hasta ese momento en la campaña. El duelo televisivo eleva claramente la participación electoral y un seguro ganador puede llegar a amovilizar a muchos votantes previamente indecisos. Por otro lado, es bastante baja la influencia del duelo en espectadores que ya antes eran seguidores de uno u otro candidato. Ven el duelo más bien por el color del cristal de un partido, y solo confirman sus puntos de vista

Elecciones parlamentarias 2017: Investigador electoral Thorsten Faas
Thorsten Faas "Es un mito suponer que lo importante son las apariencias" dpa

¿Qué papel tienen factores superficiales, como las apariencias?

Esos factores son naturalmente percibidos por el público, pero no hay que sobrevalorlos. El duelo clásico en la historia de los duelos televisivos, el debate entre los candidatos presidenciales de Estados Unidos Kennedy y Nixon en 1960, ha contribuido al mito de que mucho depende de las apariencias: un apuesto Kennedy, que gana supuestamente según los espectadores de televisión a un Nixon de aspecto enfermizo y cansado, quien sin embargo logra ganar adeptos entre los oyentes de radio. Pero mucho más importante que las apariencias es si el candidato logra relacionar su programa electoral con valores fundamentales de la audiencia y así persuadirlos.

A veces, las impresiones del duelo televisivo ya son alteradas por la cobertura mediática

Thorsten Faas

¿Se evalúa incorrectamente el efecto de los duelos televisivos?

A veces, las impresiones ya son alteradas por la cobertura mediática. En su duelo televisivo con su oponente Angela Merkel en el año 2005, el entonces canciller federal Gerhard Schröder, por ejemplo, le hizo casi una declaración de amor a su esposa Doris Schröder-Köp. Esto fue muy discutido en los medios, aunque el efecto real en los televidentes fue bastante bajo. Después del duelo de televisión 2013, diferentes empresas demoscópicas dieron como ganador a uno u otro candidato.

En general, la demoscopia se enfrenta a la dificultad de que la encuesta clásica, por teléfono fijo, logra cada vez menos sus objetivos. Es difícil localizar a las personas y su voluntad de participar es cada vez menor. Además, las conductas electorales son hoy mucho más volátiles. Hoy, alrededor de la mitad de los votantes alemanes están indecisos y hasta el diez por ciento tomará su decisión el mismo día de las elecciones.

Entrevista realizada por Johannes Göbel

© www.deutschland.de