Erasmus y la "idea de Europa"

Más de tres décadas separan las estancias Erasmus de Astrid Franke y Helena Böhmer. Un intercambio de experiencias.

Astrid Franke y Helena Böhmer intercambian ideas virtualmente.
Astrid Franke y Helena Böhmer intercambian ideas virtualmente. Fazit

En la actualidad, la profesora Astrid Franke enseña filología inglesa en la Universidad Eberhard Carls de Tubinga, Alemania. En 1990, formó parte de las primeras promociones que estudiaron en el extranjero gracias al programa Erasmus.  Por aquel entonces, se fue a Edimburgo por un año. Ahora habla con Helena Böhmer, que cursa el sexto semestre de Lengua Alemana, Literatura Alemana y Anglophone Studies. En 2021 residió en Cork, Irlanda, en el marco del programa Erasmus.

Erasmus los conecta a ambos. ¿Cómo han vivido sus estancias, hace 30 años y hoy?
Böhmer
: Yo estaba decidida a pasar un semestre en el extranjero después de todos los semestres de enseñanza online durante el coronavirus. Fue fascinante conocer la vida diferente de campus: lo que nos faltaba en eventos extracurriculares se compensaba en Cork con los numerosos clubes de estudiantes e incluso un pub dentro el campus.

Franke: En mi caso era el primer o segundo año en que se inició el intercambio con la Universidad Libre de Berlín y también había solo una plaza. Al igual que tú, yo también aproveché la amplia oferta de clubes: practiqué hot air ballooning y scottish folk dance. También escribí mis monografías trimestrales por primera vez en una computadora.

¿Te cambió la estancia?
Böhmer
: Diría que he adquirido más confianza en mí misma porque he podido probar muchas cosas en Irlanda que antes no me habría atrevido a hacer. Nadie te conoce, es un entorno creado para el crecimiento.

Franke: Constaté que se puede estudiar un contenido similar de una manera completamente diferente. La carga de lectura era mucho mayor, en Alemania eran cuatro libros por semestre y en Edimburgo doce. Pasé mucho tiempo leyendo.

Helena Böhmer durante una excursión en Cork, Irlanda.
Helena Böhmer durante una excursión en Cork, Irlanda. privat

¿Qué consejo darías a futuros estudiantes de Erasmus?
Böhmer
: A ser posible, no hay que tener expectativas, porque al final será diferente de todos modos. Pensé que no llegaría a conocer a nadie. Al final, ese fue el menor de mis problemas. Hay que aprovechar todas las ofertas y probar cosas.

Franke: Estoy de acuerdo con eso. Por lo demás, recomendaría permanecer un año. Eso quita la presión de ver lo máximo posible en poco tiempo.

Böhmer: Creo que eso tiene ventajas y desventajas. En mi caso, sólo fue un semestre y después habría tenido que volver a empezar a conocer gente porque todos mis nuevos amigos se habían ido. Claro que un año te da la oportunidad de tomarte mucho más tiempo.

Franke: ¿Es decir que tus amigos eran principalmente estudiantes de Erasmus?

Böhmer: Sí, suele ser así. También tenía amistades irlandesas, pero las actividades conjuntas, como las excursiones, tienden a acercarte a los estudiantes internacionales. Hace 2 semanas visité a unos amigos en Maastricht y en julio vendrá un amigo de Praga. Así que no estoy demasiado triste por ello.

Franke: La idea de "Europa" tiende a ser revivida por los jóvenes que se desplazan por el continente, estudian en otro lugar y hacen amistades. Es una forma muy buena de reforzar el sentimiento europeo, la identidad europea.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.