“Experimentar el proyecto europeo”

Christian Tauch, de la Conferencia de Rectores de Alemania, explica por qué el programa Erasmus es hoy más importante que nunca.

Christian Tauch, de la Conferencia de Rectores de Alemania
Christian Tauch, de la Conferencia de Rectores de Alemania HRK

Desde hace 35 años, el programa de intercambio Erasmus permite a jóvenes estudiar en el extranjero. Christian Tauch, jefe de la división de formación de la Conferencia de Rectores de Alemania (HRK), explica cómo se benefician las universidades de Alemania y Europa del programa y por qué es tan importante en estos momentos.

Señor Tauch, el programa Erasmus celebra este año su 35º aniversario. ¿En qué medida el programa ha influido o incluso ha cambiado el panorama de la enseñanza superior alemana y europea?
La mayor parte de los cambios fundamentales en Alemania y Europa en el ámbito de la enseñanza superior se iniciaron o, al menos, se apoyaron en el Proceso de Bolonia: desde la introducción de la estructura escalonada de estudios hasta las normas europeas de control de calidad, pasando por la mejora de los procedimientos de reconocimiento académico. Todo esto difícilmente habría sido posible sin el programa Erasmus. Aunque se inició más de una década antes del Proceso de Bolonia, Erasmus sentó las bases y creó las condiciones para la reforma de la enseñanza superior europea. Fue Erasmus el que propició el aumento de la movilidad de estudiantes y profesores a partir del cual pudo desarrollarse la idea de un Espacio Europeo de Educación Superior. 

El programa Erasmus es considerado un ejemplo de buenas prácticas de entendimiento en Europa. ¿Qué contribución puede hacer a la cohesión, especialmente hoy en día?
Poco después de iniciarse el programa Erasmus cayó el telón de acero en Europa, creando las condiciones para los pacíficos intercambios entre universidades de Tallin a Lisboa y de Glasgow a Bucarest que se desarrollaron en los años siguientes. El entendimiento entre los pueblos de Europa se acogió con satisfacción, y al mismo tiempo se lo consideró un resultado natural e irreversible de la evolución histórica. En los últimos años, este panorama optimista se ha visto empañado por el Brexit, el auge de los movimientos nacionalistas y el cuestionamiento de la libertad académica en algunos países europeos, e incluso desde febrero de 2022 hay de nuevo guerra en Europa. A la vista de estos acontecimientos, es más importante que nunca que los jóvenes europeos tengan la oportunidad de experimentar el proyecto europeo de forma concreta gracias a Erasmus.

Una mirada al futuro: ¿Cómo debería ser Erasmus en su 50º aniversario?
En vista del cambio climático, desde hace años se debate cómo mantener la movilidad y al mismo tiempo reducir la carga sobre el medio ambiente. La pandemia del coronavirus nos ha obligado a ampliar masivamente las posibilidades de enseñanza y aprendizaje digital en muy poco tiempo, y ahora podremos aportar esta experiencia al desarrollo futuro del programa Erasmus. La preocupación del programa por sostener el proyecto europeo será más apremiante que nunca en los próximos años, pero utilizaremos mucho más las vías virtuales y digitales de colaboración y movilidad.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.