Los peligros del promedio

Walter Krämer es profesor de Estadística en Dortmund y sabe qué datos describen mejor a los alemanes… y cuáles no.

Fotos de hinchas en lugar de espectadores en el estadio
Fotos de hinchas en lugar de espectadores en el estadio picture alliance/dpa

Profesor Krämer, nuestro tema es "Alemania en promedio". Como experto en estadística, ¿qué hechos y cifras utilizaría para describir a la gente en Alemania?

En lo que respecta a los parámetros habituales, tales como los ingresos, el patrimonio, la esperanza de vida, la escolaridad o el número de hijos por familia, los alemanes no se diferencia del promedio europeo. En el consumo de cerveza per cápita han sido superados incluso por los checos y los austriacos. Su amor por los coches, su apego al terruño y su entusiasmo por el fútbol sí llaman la atención. A lo largo de sus vidas, los alemanes se mudan mucho menos que la gente de otros países, por ejemplo, los Estados Unidos. Y con más de 7 millones de afiliados y más de 26.000 clubes, la Federación Alemana de Fútbol es la mayor asociación deportiva del mundo. El promedio de espectadores por partido es también más alto en la Bundesliga que en cualquier otra liga de primera división europea.

Walter Krämer, profesor de Estadística de la Universidad Técnica de Dortmund
Walter Krämer, profesor de Estadística de la Universidad Técnica de Dortmund

El cliché del chucrut es sumamente engañoso

Walter Krämer, profesor de Estadística en la Universidad Técnica de Dortmund

Usted también ha tratado el tema de una manera bastante humorística. ¿Qué cifras frecuentes pueden llevar rápidamente a malentendidos con respecto a la gente en Alemania?

Comencemos con el tamaño promedio de familia de 1,3 personas. Eso demuestra que la media aritmética que se suele utilizar como promedio puede llevar a valores que no existen en la vida real. Cada alemán tiene menos de dos piernas en promedio, exactamente 1,99999. El cliché del chucrut es sumamente engañoso. En Polonia, la gente come más del doble de chucrut per cápita, y una sola empresa estadounidense en el estado de Nueva York produce más chucrut al año que todos los productores alemanes juntos.

¿Cuándo dejan de ser útiles cálculos promedio para describir hechos complejos? ¿O cuándo son más significativos otros parámetros, como los extremos?

En el caso de los promedios, siempre hay que prestar atención a las desviaciones del promedio. Si tres amigos beben una media de cinco cervezas por la noche, hay una gran diferencia si todos beben lo mismo o uno bebe 15  cervezas y los otros nada. Por eso, los promedios a menudo son poco interesantes. ¿Quién quiere saber cuán rápido corrieron en promedio los atletas de atletismo los 100 metros en los últimos Juegos Olímpicos? En ese caso, son mucho más útiles los extremos.

Interview: Martin Orth

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.