"Múnich ofrece un entorno favorable a familias"

La expatriada Spomenka vive con su familia en Múnich. Aquí cuenta por qué se siente cómoda y revela enlaces importantes para el inicio.

La expatriada Spomenka desea ayudar a otras familias a integrarse en Múnich.
La expatriada Spomenka desea ayudar a otras familias a integrarse en Múnich. privat

Mudarse a un nuevo país y comenzar una nueva vida siempre puede ser estresante. Y si no hablas el idioma, estás embarazada y tienes una hija pequeña, no resulta más fácil. Este fue el caso de Spomenka Vukojicic, de Serbia, cuando llegó a Múnich en 2016. Aquí puedes averiguar cómo se las arregló pese a todo, qué consejos desea compartir con otras familias de expatriados y por qué no podría imaginar ninguna otra ciudad para vivir.

Spomenka, estabas embarazada cuando te mudaste a Alemania con una hija pequeña. ¿Cómo fue esta experiencia para ti?
Llegué a Múnich en abril de 2016 con mi hija de dos años, mi marido había conseguido un buen empleo en una compañía de seguros y vino aquí unos meses antes para hallar un apartamento. En septiembre nació Luca. Solo tuve experiencias positivas con hospitales alemanes. Me sentí muy cómoda y en buenas manos aquí.

¿Hubo algún obstáculo que hayas tenido que superar durante este tiempo?
El tiempo después del nacimiento fue un poco estresante. La decisión de venir a Alemania fue tan espontánea que no tuve tiempo de aprender el idioma. Mi marido trabajaba mucho, especialmente al principio, y a menudo yo tenía que lidiar sola con la burocracia alemana. Recién cuando los dos niños empezaron a ir al jardín de infancia aprendí alemán. Desde entonces todo ha sido bastante fácil. Ahora me gustaría ayudar a otras personas a integrarse en Alemania.

 



 

¿Múnich es una buena ciudad para niños?
Sí, por supuesto. Múnich es segura y está bien organizada. Puedo dejar que mis hijos caminen solos al colegio sin tener que estar preocupada. Los pediatras aquí son magníficos, las escuelas son buenas, y los autobuses descienden de costado para facilitar el ingreso con el cochecito para bebés. Cervecerías al aire libre, parques, restaurantes: casi todos los sitios están preparados para niños y familias.

¿Cómo describirías la ciudad en tres palabras?
Familiar, apacible y un poco aburrida. Pero lo digo en el sentido más bien positivo. Múnich es una gran ciudad, que ofrece muchas oportunidades culturales, culinarias y profesionales, y sin embargo la vida cotidiana sigue siendo distendida.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.