El reino de los ciclistas

deutschland.de pregunta cómo será la movilidad del futuro: Por qué en los Países Bajos se puede andar en bicicleta sin tener miedo constantemente.

En los Países Bajos hay más bicicletas que habitantes.
En los Países Bajos hay más bicicletas que habitantes. IStock/dennisvdw

Un niño delante, un niño detrás, bolsas de la compra llenas a izquierda y derecha, y todo ello sin casco. Lo que mis amigos alemanes ven como una acción suicida cuando me visitan en los Países Bajos es lo más normal del mundo para las mujeres holandesas: son verdaderas artistas del equilibrio sobre el sillín de la bicicleta. Y en cuanto a un casco, se golpean la sien: "de ninguna manera", dice Ina con indignación. Entonces el viento ya no podría soplar a través de sus cabellos… y eso es algo obligatorio cuando se va en bicicleta. Por lo menos detrás de los diques.

En caso de accidente, la culpa es siempre del automóvil

Los Países Bajos son un paraíso para los ciclistas. No solo hay una ley especial que los protege en el tráfico: en los accidentes con ciclistas, la culpa es siempre del automóvil. También tienen sus propias rotondas, semáforos, túneles, puentes, cada vez más ciclovías rápidas y, desde agosto de 2019, el aparcamiento para bicicletas más grande del mundo, en Utrecht. No puede extrañar entonces que la bicicleta sea parte de la vida diaria de los holandeses.

Entre el 40 y el 45 por ciento de los ciudadanos deja sus coches en casa y va al trabajo en bicicleta. Con toda una serie de medidas, las autoridades estatales y municipales están tratando de que sean más. En los centros urbanos son creadas cada vez más zonas exclusivas para ciclistas, donde los automovilistas son básicamente indeseados. Por no hablar de los incentivos financieros: muchas empresas dan a sus empleados una subvención para comprar una bicicleta con la que ir al trabajo. Los costos restantes pueden deducirse de los impuestos. Al igual que a los automovilistas, el empleador les reembolsa 19 centavos por cada kilómetro que recorren para ir al trabajo.

17 millones de holandeses son propietarios de 22,1 millones de bicicletas

En ningún otro lugar del mundo la densidad de bicicletas es tan alta como en el reino de los ciclistas: los aproximadamente 17 millones de holandeses son propietarios de 1,3 bicicletas per cápita. Pero cuidado: la velocidad en las ciclovías ha aumentado y también están más llenas. Especialmente en Amsterdam, los turistas cometen el error de intentar descubrir la ciudad en una bicicleta de alquiler.

Es mejor que los turistas caminen: los ciclistas son de temer

Los ciclistas de Amsterdam son temidos: vienen de todos lados y siempre a toda velocidad, lo cual no es inofensivo para los turistas no acostumbrados a ello. Por eso, con visitantes de Alemania básicamente siempre paseo a pie por Amsterdam. Lo que ya es lo suficientemente emocionante: a veces solo dando un salto es posible salvarse de un ciclista.

¿Qué aprendemos?

El automóvil no siempre debe tener prioridad. Si las bicicletas tienen su carril propio en las calles, muchos habitantes de la ciudad usan las dos ruedas en lugar del coche.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania?
Suscríbase aquí al boletín informativo