Emprendedora con espíritu de equipo

Muchos clubes deportivos en Alemania se enfrentan a grandes dificultades. De cómo un Social Startup promueve el deporte de base.

Los clubes deportivos solo funcionan con el trabajo de voluntarios.
Los clubes deportivos solo funcionan con el trabajo de voluntarios. Shaiith/Fotolia

Alemania. Casi 27,5 millones de personas en Alemania son socios de algún un club deportivo, es decir, casi uno de cada tres. En los clubes hay mucho que organizar: las finanzas, los entrenamientos, el equipamiento, etc. Todas estas tareas no son asumidas en general por empleados sino por voluntarios. Anke Kochenburger conoce las preocupaciones de los clubes y ofrece soluciones.

Anke Kochenburger, fundadora de Verein+
Anke Kochenburger, fundadora de Verein+ Eric Remann

El problema de muchos clubes deportivos

"Un tercio de los clubes en Alemania padece problemas financieros", señala la abogada Anke Kochenburger, que proviene de una familia amante de los deportes: "Me he criado en el club". Cuando hace unos años quería reorientarse profesionalmente se dio cuenta de que tenía que ser algo relacionado con deportes. Kochenburger estudió gestión de instituciones y actividades deportivas y llegó a ser gerente de un club importante. Allí también aprendió muy de cerca lo que aflige a los clubes. Cada vez hay más tareas en las áreas de informática, captación de fondos y gestión de voluntarios. Al mismo tiempo, los que financian los clubes, especialmente ciudades y municipios, tienen cada vez menos dinero a disposición".

Una tercera parte de los clubes en Alemania tienen problemas financieros.

Anke Kochenburger, fundadora de Verein+

La idea

Kochenburger creó una oficina de consultoría y prestación de servicios para clubes: Verein+. "Primero analizo la situación del club. ¿Cómo es posible aliviar el trabajo de los directivos?” Junto con las personas responsables estudian entonces cómo realizar las tareas de manera más eficiente o si es posible encargarlas a terceros, por ejemplo, a Verein+. Además, Kochenburger organiza compras conjuntas de varios clubes. "Si compras 1000 pelotas de tenis de mesa en vez de 100, obtienes un precio mejor."

El camino

Kochenburger presentó su idea en un llamado Pitch del Social Impact Lab en Fráncfort. Aquí los emprendedores tienen cinco minutos para entusiasmar al jurado con sus ideas. La condición es que la idea de negocio ofrezca una solución a un problema social. Kochenburger convenció y fue incluida en un programa de fomento. "Eso me ayudó mucho. Entre otras cosas, recibí también el fuerte impulso de otros emprendedores". Con otros Social Entrepreneurs del mundo del deporte fundó la asociación sport support NOW, que promueve el intercambio y ayuda a los clubes a prepararse mejor para el cambio social, que genera escasez de jóvenes atletas y voluntarios.

Verein+

Social Impact Lab

© www.deutschland.de