En mision por la paz

Asegurar la paz es la tarea central de las Naciones Unidas. Alemania participa en muchas misiones, con soldados, policías y personal civil.

Operaciones de paz de la ONU: los cascos azules alemanes
Kay Nietfeld/dpa

Las Naciones Unidas tienen como objetivo prioritario mantener la paz y la seguridad internacionales. Las misiones de paz son uno de los instrumentos más efectivos y caraterísticos de las Naciones Unidas. De conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad toma la iniciativa y determina si existe una amenaza para la paz o la seguridad. Para responder a esa responsabilidad, puede autorizar la realización de misiones de paz. La comunidad internacional es llamada luego a participar en la implementación de esas misiones, por ejemplo, aportando tropas. En muchas zonas de conflicto, esas misiones son el único efectivo instrumento internacional para proteger a la población y dar los primeros pasos hacia la estabilidad.

Hay misiones de “mantenimiento de la paz” en las que es despleagado personal tanto militar como policial y civil. Países de África y Asia son los que más efectivos militares aportan. Más de 100.000 efectivos provenientes de 123 países están desplegados actualmente en 14 misiones de mantenimiento de la paz en todo el mundo. La idea es que una presencia de tropas neutrales, legitimada por la ONU y financiada multilateralmente, contribuya en un conflicto a reducir las tensiones, proteger a la sociedad civil, hacer respetar los derechos humanos, garantizar la ayuda humanitaria y mantener la paz. Los principios en los que se basa el mantenimiento de la paz son la imparcialidad, la no utilización de la fuerza salvo en legítima defensa, el cumplimiento del mandato y el consentimiento del país de la misión.

Las misiones de mantenimiento de la paz, que deben ser aprobadas por el Consejo de Seguridad, son –dependiendo del mandato– cada vez más multidimensionales. Es decir que, además de las operaciones clásicas de mantenimiento de la paz, como la observación militar de una cese el fuego o de una frontera, las misiones cumplen hoy también funciones policiales y civiles para promover la seguridad y la paz. En muchos contextos de crisis, las misiones de la ONU trabajan mancomunadamente con las misiones de la Unión Europea (UE) o de la Unión Africana (UA).

Además de las misiones de mantenimiento de la paz existen también las “misiones políticas especiales”, encargadas exclusivamente de la gestión civil de conflictos e incluyen las misiones específicas para cada país y las oficinas regionales. Apoyan, por ejemplo, la negociación o implementación de acuerdos de paz y tienen como objetivo consolidar la paz, prevenir conflictos y apoyar transiciones políticas complejas.

La participación de Alemania en las misiones de paz de la ONU es un importante componente de su política exterior y de seguridad. Alemania participa actualmente en siete misiones de mantenimiento de la paz y dos misiones políticas especiales. Alemania es también el cuarto mayor contribuyente al presupuesto de las misiones de paz y uno de los mayores contribuyentes voluntarios de las Naciones Unidas en el ámbito de la prevención de crisis y la estabilización. El Centro de Formación de las FF. AA. (Bundeswehr) de Alemania en Hammelburg para Misiones de la ONU y el Centro de Misiones Internacionales de Paz (ZIF) en Berlín, que contrata, forma y apoya a expertos civiles, forman, por ejemplo, también parte del compromiso de Alemania con la paz mundial en el marco de la ONU.
 

En estas misiones de paz de la ONU participa Alemania en la primavera boreal de 2019:
 

Malí / MINUSMA La mayor misión exterior de las Bundeswehr en el marco de una misión de la ONU es su participación con hasta 1100 soldados en la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de la ONU en Malí (MINUSMA). Después de las primeras elecciones libres, en 1992, la democracia en Malí fue considerada durante mucho tiempo ejemplar en África Occidental. Pero después de un golpe militar, disturbios armados y el avance de islamistas provenientes del norte, el país se hundió en el caos. A mediados de 2015, las partes en conflicto firmaron un acuerdo de paz en Argel. La misión de paz de la ONU tiene como objetivo apoyar la implementación de ese acuerdo de paz firmado por el Gobierno de Malí y los rebeldes. El foco está puesto en fortalecer las estructuras estatales en el norte del país, proteger a la población civil y ayudar a estabilizar las zonas afectadas por el conflicto.

La Bundeswehr realiza así un relevante aporte al restablecimiento del orden estatal en el norte de Malí y, por lo tanto, a la paz y la estabilidad en el país. Ello tiene un impacto positivo directo en la estabilidad de toda la región del Sahel. Los éxitos son palpables: se respeta en gran medida el cese el fuego entre las partes en conflicto, ha mejorado el acceso al norte de Malí y las elecciones presidenciales de 2018 fueron mayormente pacíficas. El compromiso de Alemania en Malí también tiene un enfoque en red, que combina la participación militar en misiones internacionales de las Naciones Unidas y la UE, proyectos de estabilización civil, cooperación para el desarrollo y ayuda humanitaria.

En la misión de estabilización en Malí participan más de 50 países con alrededor de 13.000 cascos azules, 1500 agentes de policía y personal civil. La mayor parte del contingente alemán está estacionado en Gao (Camp Castor), en el norte de Malí. Alemania también pone a disposición personal para el cuartel general en Bamako y opera una base de transporte aéreo en Niamey, la capital del vecino Níger. Alemania está presente en Malí en el marco de la misión civil de la Unión Europea EUCAP Sahel Malí y la misión de formación y asesoramiento de la UE EUTM Malí.

Líbano / FPNUL La misión de observación de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) trabaja desde 1978 por la paz entre el Líbano e Israel. Es una de las misiones de observación de la ONU más antiguas y contribuye a la estabilidad de la región. Su mandato fue ampliado en 2006 y se añadió una Fuerza de Tarea Marítima, que hasta hoy sigue siendo el único componente naval en misiones de la ONU. Al comienzo de las operaciones navales, la atención se centró exclusivamente en la vigilancia marítima. Actualmente, la Armada libanesa también recibe apoyo para proteger por sí misma las fronteras marítimas del país. Muchos soldados libaneses han participado en módulos de entrenamiento de soldados navales alemanes. También hay soldados alemanes a bordo de una corbeta de la flotilla, en el cuartel general de la FPNUL en Naqura y en un grupo de apoyo en Chipre. Desde el comienzo de la operación, la Bundeswehr ha proporcionado barcos y personal. En marzo de 2019 participaban 125 soldados de Alemania, el máximo autorizado por el mandato son 300.

Sáhara Occidental / MINURSO La Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) supervisa el alto el fuego entre Marruecos y el movimiento independentista “Frente Polisario”. Sobre la base de una decisión del Gobierno alemán del 16 de octubre de 2013, Alemania pone a disposición de MINURSO hasta cuatro observadores militares hasta el final del mandato de la ONU. Dos de ellos están actualmente desplegados. El expresidente federal de Alemania Horst Köhler también se esfuerza, como Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental, por encontrar una solución política al conflicto.

Sudán del Sur / UNMISS La República de Sudán del Sur, fundada en 2011, es el Estado más joven del mundo. El objetivo de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS) es proteger a la población civil, vigilar la situación de los derechos humanos y garantizar el acceso a la ayuda humanitaria. El mandato prevé el despliegue de hasta 50 soldados alemanes.

Sudán / UNAMID La operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur (UNAMID) fue creada conjuntamente por el Consejo de Seguridad y la Unión Africana en 2007 para proteger a los civiles, facilitar la prestación de asistencia humanitaria, mediar entre el Gobierno del Sudán y los movimientos armados y apoyar los esfuerzos de mediación en los conflictos locales que pudieran afectar a la situación de seguridad. También se trata de identificar, en cooperación con el Gobierno de Sudán, el equipo de las Naciones Unidas en el país y la sociedad civil, posibles medidas para abordar las causas profundas de esos conflictos. Desde 2012, el mandato alemán incluye hasta 50 soldados y 15 policías.

Libia / UNSMIL La Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) es una misión política creada por el Consejo de Seguridad de la ONU en 2011. Tiene por objetivo apoyar a través de una mediación a las instituciones legitimadas por el Acuerdo Político Libio para llevar a buen término la reconciliación nacional libia y la reforma de las instituciones políticas.

Somalia / UNSOM Agentes de policía alemanes apoyan en el marco de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Somalia (UNSOM) la consolidación de la paz y el desarrollo del Estado en el país, prestan asesoramiento estratégico en materia de políticas y participan en la capacitación de la policía somalí. Una decisión del Gobierno alemán de 2015 establece un tope de personal de cinco agentes de policía, tres de los cuales están actualmente desplegados. Desde principios de febrero de 2019, el componente policial de la UNSOM se halla nuevamente bajo dirección alemana.

Haití / MINUJUSTH Tras la conclusión pací­fica de las elecciones en febrero de 2017 y la formación del Gobierno, Haití ha logrado cierta estabilidad política. Por lo tanto, el componente militar de la antigua Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH) finalizó. En en octubre de 2017 fue aprobada una nueva Misión de las Naciones Unidas de Apoyo a la Justicia en Haití (MINUJUSTH). Su objetivo es ayudar al Gobierno de Haití a crear y fortalecer instituciones de Estado de derecho, apoyar a la Policía Nacional de Haití y vigilar el cumplimiento de los derechos humanos. Alemania participa con un máximo de 20 agentes de policía, de conformidad con la decisión del Gobierno alemán.

Kosovo / MINUK Agentes de policía alemanes participan en la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (MINUK). La misión, creada en 1999 y mayormente civil, tiene, de acuerdo con el mandato, el objetivo de garantizar las condiciones necesarias para la coexistencia pacífica de toda la población de Kosovo y, de ese modo, promover la estabilidad regional en los Balcanes Occidentales.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo