Llega la ley sobre cadena de suministro

El Gobierno alemán desea obligar a las empresas a cumplir mejor sus responsabilidades globales. El economista profesor Achim Truger explica por qué. 

Costureras en Asia
Costureras en Asia picture alliance/ANN

Ropa de Asia, cacao y fruta de África, café de Sudamérica: las empresas de Alemania ganan dinero con lo que se produce en otras partes del mundo. El Gobierno alemán exige a las empresas que cumplan mejor su responsabilidad global. Para ello, se ha puesto en marcha la "Ley de diligencia debida empresarial en cadenas de suministro". El objetivo principal es mejorar la protección de los derechos humanos en las cadenas de suministro mundiales y promover el respeto de normas fundamentales como la prohibición del trabajo infantil o forzado. Achim Truger es profesor de socioeconomía con especialización en actividad estatal de la Universidad de Duisburg-Essen y, desde marzo de 2019, miembro del Consejo Alemán de Expertos Económicos ("Sachverständigenrat zur Begutachtung der gesamtwirtschaftlichen Entwicklung"). Truger explica el significado de esta ley.

Profesor Achim Truger
Profesor Achim Truger SVR

Profesor Truger, la economía alemana es tradicionalmente sinónimo de alta calidad y estándares. ¿Por qué es importante aún una ley sobre cadena de suministro?
Eso es cierto, pero Alemania también importa bienes de consumo baratos y obtiene muchos insumos de bajo costo a lo largo de la cadena de suministro. Y en este punto se trata realmente de una cuestión de decencia y justicia. Los bienes que importamos y consumimos no pueden producirse violando derechos humanos. Las empresas prometieron el cumplimiento de normas hace tiempo, en 2011, en un compromiso voluntario. Sin embargo, el 80 % de las empresas alemanas aún no han aplicado el compromiso. Por eso se recurre ahora a medidas políticas.

También es posible que la ley sobre cadena de suministro aumente el incentivo para que las empresas alemanas presionen para conseguir las normas similares a nivel de la UE.

Profesor Achim Truger

¿No debilita esto a la economía alemana en el marco de la competencia?
Por supuesto, hay costos para las empresas que aún no han cumplido con el compromiso. Sin embargo, los costos son bajos. Un estudio de la Comisión Europea los estima en apenas un 0,005% del valor de las ventas de las empresas relevantes. Además, la mejora de imagen que se espera para las empresas alemanas podría ser incluso beneficiosa para su competitividad. Y las empresas que ya cumplen se beneficiarán, por supuesto, de ello.

¿No tendría más sentido una normativa europea, incluso mundial, que solo una alemana?
Naturalmente cuanto más amplio sea el ámbito de aplicación, más eficaz será la normativa. Sin embargo, entonces también será cada vez más difícil llegar a un acuerdo. En este sentido, las medidas de responsabilidad nacional son un buen comienzo. Francia y los Países Bajos ya tienen leyes similares. También es posible que la ley sobre cadena de suministro aumente el incentivo para que las empresas alemanas presionen para conseguir normas adecuadas a nivel de la UE.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.