El vehículo de transporte del futuro

La conducción autónoma está considerada un importante componente de la transformación del transporte. Presentamos el U-Shift, concepto pionero de vehículo autónomo.

El vehículo de transporte del futuro: el U-Shift, del DLR
El vehículo de transporte del futuro: el U-Shift, del DLR DLR

Camiones, autobuses o coches sin conductor ya no son una visión lejana de futuro. Los investigadores trabajan intensamente para que la conducción autónoma se convierta pronto en algo habitual. En 2021, el Gobierno alemán creó la base legal para permitir bajo ciertas condiciones la circulación de vehículos sin conductor.

La conducción autónoma está considerada un importante elemento en la movilidad del futuro, especialmente con el aumento del volumen de tráfico. Según el Ministerio Federal de Transportes, se cuenta con que hasta 2030 el transporte de pasajeros en Alemania aumente un 13 % y el de mercancías hasta un 38 %. Los vehículos de conducción autónoma podrían garantizar un flujo de tráfico más eficaz y así aliviar el tráfico. En el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) se está investigando un concepto innovador y prometedor: el vehículo modular U-Shift.

Cápsulas con potencial de futuro

En el proyecto de investigación del Instituto de Conceptos de Vehículos del DLR se apuesta por una solución flexible, con una cápsula de transporte y un módulo motriz separados. “La idea es poder usar el vehículo las 24 horas del día, haciéndolo utilizable para diferentes fines”, explica el director del proyecto, Marco Münster. La unidad motriz en forma de U tiene integrada una función de elevación, pudiendo cargar diferentes módulos, según las necesidades. Pueden ser, por ejemplo, una cápsula de carga para mercancías o una cápsula de pasajeros para el transporte público.

Potenciales usuarios pudieron ya probar el U-Shift en el Salón Internacional del Automóvil IAA. Un tema fue también qué significa un concepto de vehículo como U-Shift para los puestos de trabajo, ya que ya no serán necesarios conductores, dice Münster. Pero recordó que también se crearán nuevas tareas: por ejemplo, el U-Shift tendrá que ser mantenido y supervisado desde centros de control.

El desarrollo de los nuevos conceptos de vehículos dista mucho de estar terminado. Los próximos pasos incluyen el perfeccionamiento de los sensores esenciales para el control de los vehículos. El U-Shift también debe probarse en un entorno real. El actual proyecto de investigación se prolongará hasta 2024. Münster espera que los resultados aporten un verdadero valor añadido a la economía: “Con estos desarrollos queremos apoyar a la industria”.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.