“Creer en sus propias ideas”

El experto en innovación Christoph Burkhardt vive en Silicon Valley. Alaba el poderío tecnológico de Alemania, pero exige más coraje.

Reconocimiento de rostro: tecnologías controvertidas, pero exitosas Christoph Burkhardt
Reconocimiento de rostro: tecnologías controvertidas, pero exitosas C. Burkhardt picture alliance / Zoonar

Christoph Burkhardt es psicólogo y fundador de empresas. Creció en Alemania y reside de tiempo en tiempo en San Francisco. En esta entrevista habla de las fortalezas y debilidades de Alemania en la implementación de nuevas ideas.

Sr. Burkhardt, ¿cómo se produce la innovación?

Las innovaciones son impulsadas a menudo por el hecho de que se generan presiones. Las tecnologías cambian las expectativas de los usuarios, que luego exigen que las empresas se adapten. Ese proceso de adaptación define la innovación.

 

Christoph Burkhardt
Christoph Burkhardt

¿Cuál sería un ejemplo de ello?

Aquí en San Francisco, un gran tema es la identificación. Para los negocios es importante reconocer a un cliente que entra en la tienda por segunda vez. En Alemania no es todavía una práctica común por razones de protección de datos, pero aquí la gente ya se está acostumbrando a ello. Y una vez que te acostumbras, no aceptas que no te reconozcan. Eso no solo vale para el reconocimiento de rostros: si llamo a una línea directa por segunda vez y me piden mi nombre o una contraseña, me molesta. Dentro de unos años, los usuarios ya no solo se sentirán molestos, sino que buscarán una nueva tienda.

 

¿Cómo ve la posición de Alemania en términos de innovación?

Tecnológicamente, Alemania está a la vanguardia, especialmente en lo que se refiere al “hardware”. Y estamos en una posición privilegiada en cuanto a talento y formación. Lo que nos falta es experiencia en el desarrollo de modelos de negocios, la comercialización de tecnologías y, sobre todo, la comprensión de los consumidores. Alemania es a menudo demasiado cautelosa y no cree en sus propias ideas.

¿Cómo afectará la crisis del coronavirus a la innovación?

Habrá algunos ganadores. Los restaurantes son un buen ejemplo: muchos no sobrevivirán a la crisis, pero habrá espacio para nuevas ideas. Los gastrónomos combinarán esas ideas con nuevas modalidades de higiene, porque saben que esta no es la última pandemia. El mayor error de pensamiento sería creer que volveremos al mundo antes del coronavirus. Los que entienden eso pueden beneficiarse de los cambios.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.