Empresas globales por nuevas sendas

El Nuevo Trabajo no es solo un tema para start-ups. Te presentamos dos empresas mundiales que abren nuevas sendas en la organización del trabajo.

Producción de láseres en la empresa Trumpf.
Producción de láseres en la empresa Trumpf. Trumpf

El Nuevo Trabajo es asociado a menudo con imágenes de oficinas coloridas equipadas con mesas de café y muebles tapizados. O con el teletrabajo. Pero no con las empresas industriales y el sector manufacturero. Sin embargo, el Nuevo Trabajo representa hoy en día toda una serie de cambios orientados hacia el futuro, esencialmente posibles gracias a la digitalización, pero también impulsados por ella. Dos ejemplos de Alemania muestran que el Nuevo Trabajo ha llegado a las empresas globales.

Trumpf: trabaja tal como lo decide tu equipo

Trumpf es un fabricante de máquinas herramienta de la ciudad suaba de Ditzingen, Alemania, con una facturación de unos 3.500 millones de euros en el ejercicio 2020/21. Es líder del mercado y de tecnología en determinadas máquinas herramienta y láseres. Desde hace tiempo apuesta por ideas innovadoras también en la organización del trabajo. El concepto “lugar de trabajo del futuro”, introducido gradualmente para los casi 15.000 empleados desde 2019, se basa en una plataforma uniforme para todos los procesos. Un nuevo convenio de empresa, vigente a partir del 1 de enero de 2022, traslada las tareas a equipos variables, a los que se otorga gran flexibilidad y responsabilidad. Trumpf lo llama “el camino desde una cultura de la presencialidad a una cultura de resultados”, en la que contarán no más los horarios establecidos por la empresa, sino los resultados obtenidos.

B. Braun: trabajar sin jerarquías

B. Braun, con sede en Melsungen (Hesse), es uno de los principales fabricantes de tecnología médica y productos farmacéuticos del mundo, con más de 64.000 empleados y una facturación de 7.000 millones de euros. En su sede de Melsungen, B. Braun introdujo puestos de trabajo flexibles en sus oficinas ya en los años 90. La empresa se esfuerza por lograr para todos los empleados un equilibrio entre la responsabilidad personal y la jerarquía. Uno de los conceptos claves es “Tarea y Equipos”. Medular en ese contexto es asignar a los empleados tareas en equipos autorresponsables y en los que tienen una creciente participación. Ya no trabajan en el marco de una descripción de puesto fija, sino que aportan sus competencias a los equipos en los que se los necesita. Detrás de ello se halla la visión de una red de trabajo y competencias en toda la empresa. B. Braun llama al concepto “Sharing Expertise”.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.