Reconsiderando la nutrición

¿Cómo puede la alimentación ser justa, equitativa y respetuosa con el medio ambiente? Nina Wolff, presidenta de Slow Food Alemania, lo explica en una entrevista.

Slow Food significa comer de forma agradable, consciente y regional.
Slow Food significa comer de forma agradable, consciente y regional. beavera - stock.adobe.com

La red mundial Slow Food promueve en todo el mundo una alimentación sostenible para todos. La doctora Nina Wolff, presidenta de Slow Food Deutschland e.V., explica cómo funciona.

Nina Wolff es jurista y experta en pesca y protección marina.
Nina Wolff es jurista y experta en pesca y protección marina. Dirk Vogel

Sra. Wolff, ¿cómo es la idea de Slow Food?
Slow Food trabaja en favor de un mundo alimentario en el que todas las personas tengan acceso a una alimentación buena, limpia y justa. Slow Food muestra cómo pueden ser las soluciones políticas, prácticas y culinarias necesarias para ello.

¿Cómo opera Slow Food?
Estamos implicados a nivel regional, nacional e internacional en la labor educativa, en proyectos de protección de la diversidad y en la representación política  de intereses. Slow Food está presente en más de 160 países, a veces con su propia representación nacional, como en Alemania, o bien con proyectos individuales.

¿Cómo puede cada uno contribuir a mejorar los sistemas alimentarios mundiales mediante la alimentación sostenible?
Si la demanda de productos sostenibles crece, esto tiene un efecto positivo en la producción sostenible. Desde el punto de vista de Slow Food, es crucial que la sociedad civil, la política y el comercio creen un apetito por la comida sostenible y convenzan a la gente de que el placer y el disfrute son perfectamente compatibles con la responsabilidad hacia las personas, los animales, el medio ambiente y el clima.

¿Qué influencia tiene la industria alimentaria en el clima?
Los procesos de producción, venta y consumo de nuestros alimentos son responsables de alrededor de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ser humano. Los productos animales y los residuos alimentarios son especialmente importantes. El sistema alimentario industrial es uno de los principales responsables de las grandes crisis de nuestro tiempo: cambio climático, pérdida de biodiversidad, crisis social.

El placer y el disfrute son perfectamente compatibles con la responsabilidad hacia las personas, los animales, el medio ambiente y el clima.

Nina Wolff

Con sus objetivos de sostenibilidad, la ONU quiere acabar con el hambre en el mundo hasta 2030. ¿Qué tiene que pasar para que logremos este objetivo?
Nosotros, como comunidad mundial, tenemos que poner la justicia global y social en el centro de nuestras acciones y alinear la forma en que producimos, procesamos y utilizamos los alimentos con los límites planetarios y organizarlos predominantemente en ciclos regionales. Para que haya suficiente para todos en nuestro Planeta, en el Norte Global tenemos que cambiar nuestra forma de comer en tres aspectos clave: con una alimentación significativamente más basada en plantas, más regional y sin residuos.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.