Las empresas textiles desean aumentar la transparencia

La Alianza para una industria textil sostenible continúa con una nueva fase su acción en favor de mejores condiciones de trabajo.

dpa/Guido Meisenheimer - Human rights

¿Salarios justos para costureras en Bangladesh? ¿Condiciones de trabajo seguras en fábricas textiles en Pakistán? La Alianza para una Industria textil sostenible desea propiciar éstas y otras mejoras. Y en 2017 los miembros piensan dar nuevos pasos concretos en ese sentido. Hasta finales de enero las empresas participantes – también compañías alemanas como C&A, Kik y Adidas - informan acerca de las condiciones en sus fábricas proveedoras, por ejemplo sobre salarios, productos químicos utilizados, etc. Sobre esta base definen los objetivos para mejorar la situación. En 2018 deberán divulgar entonces los logros obtenidos.

Men dyeing leather in troughs in chouwara, Morocco

La Alianza se compone actualmente de cerca de 200 miembros, entre empresas, asociaciones, sindicatos y ONG. Gerd Müller, ministro alemán de Desarrollo, lanzó la iniciativa en 2014 - también como respuesta al derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladesh, en el que murieron más de 1100 personas, la mayoría obreros de fábricas textiles. "La Alianza Textil demuestra que hemos orientado nuestra política de desarrollo concretamente a los retos de la globalización", resalta Müller. "Nuestra conducta de consumo decide en muchos aspectos sobre las condiciones de vida de personas en África y Asia."

Algunos observadores creen que el nuevo calendario de trabajo para los próximos años es un hito importante. Otros, en cambio, reclaman objetivos vinculantes en lugar de meros compromisos voluntarios. Lo mismo vale para el Plan de Acción Nacional de la Empresa y los Derechos Humanos (NAP), aprobado a finales de 2016. Se basa en los principios rectores de las Naciones Unidas y formula claras expectativas con respecto a empresas, a fin de que pongan en práctica sus obligaciones en lo relativo a derechos humanos. Si bien según el NAP se controlará si esto realmente sucede, las normas todavía no son vinculantes. Pero si las empresas no cumplen ciertas estándares, se podrían tomar medidas legales en el futuro.

© www.deutschland.de