“Ganarse la confianza de la población”

Temperaturas de hasta 50 grados y peligro latente: Sandra Muth estuvo tres meses en Malí en misión de la ONU con la Bundeswehr.

 

Bundeswehreinsatz in Mali
dpa

"Fui comandante adjunto de la compañía en Malí, de marzo a julio de 2019, y siento que nos hemos ganado la confianza del pueblo. La misión de mi unidad en el marco de la misión de estabilización de la paz MINUSMA es aumentar la seguridad de nuestro campamento en Gao (Malí) mediante nuestra presencia. Al mismo tiempo, estamos ayudando a mejorar la seguridad de la población junto con las demás tropas de la ONU. En nuestra marcha hablamos mucho con la gente y nos ganamos su confianza. Llevamos a cabo patrullajes en la zona de Gao.

Capitán Sandra Muth en Gao.
Capitán Sandra Muth en Gao. Bundeswehr

Es muy importante que sigamos siendo impredecibles. Por eso, no hay dos días iguales en el campamento de la Bundeswehr, en el norte de Malí. Después de un patrullaje a pie volvemos a Gao y salimos de nuevo. Algunos de nosotros patrullamos la ciudad a pie, a menudo a temperaturas de más de 50 grados centígrados. Cargando todo el equipo, esto es algo muy exigente y mis camaradas y yo nos sentimos felices de estar físicamente en condiciones de hacerlo.

Hablamos mucho con la gente y nos ganamos su confianza.

Capitán Sandra Muth

Al principio, la gente era muy reservada. Pero poco a poco también se acercaron por voluntad propia para hablar con nosotros, por ejemplo, cuando hacía falta material en las escuelas. De esta manera obtuvimos una buena imagen del estado de ánimo de la población. La gente nos hizo entender que se sienten más seguros gracias a nosotros. Las mujeres y los niños saludaban cuando llegábamos, nos tomaban de la mano y caminaban con nosotros por la ciudad. Estaban muy agradecidos. Mi tiempo en Mali nunca fue peligroso.

En estas misiones en el extranjero de las Fuerzas Armadas alemanas me doy cuenta de que estamos haciendo un trabajo significativo en los países de misiones. Por eso no lo pensé dos veces antes de ir a Malí. Cuando estaba claro que mi compañía estaría desplegada en Malí durante medio año, me inscribí inmediatamente en la lista.

Los soldados somos como una gran familia, por eso quieres ser parte de ella cuando te vas al extranjero. Para mis padres y mis hermanos y hermanas, sin embargo, no fue tan agradable al principio, pero creo que es lo mismo en todas las familias cuando un miembro se va al extranjero por un tiempo. En el campamento, el servicio gratuito de comunicación de la Bundeswehr permite llamar a la familia o chatear con tus seres queridos vía Internet. Desde luego existe también el tradicional servicio postal, con cartas y paquetes cuyo transporte tarda alrededor de una semana. Incluso te envían golosinas desde casa. Cuando los paquetes llegan al campamento, es un poco como si fuera Navidad".

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania?
Suscríbase aquí al boletín informativo