Una importante señal desde La Haya

Por qué Alemania defiende tanto a la controvertida Corte Penal Internacional. 

La sede de la Corte Penal Internacional, en La Haya.
La sede de la Corte Penal Internacional, en La Haya. UN Photo/Rick Bajornas

La Corte Penal Internacional, con sede en La Haya (Países Bajos) fue controvertida ya durante las negociaciones diplomáticas para su fundación, en 1998 en Roma, y lo sigue siendo hasta hoy. Alemania fue desde el principio uno de sus más decididos partidarios. Y lo sigue siendo también hasta hoy.

¿Por qué necesita el mundo una Corte Penal Internacional?

Para que los peores crímenes internacionales, tales como el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y el crimen de agresión no queden impunes. Y para disuadir así a potenciales criminales. Esa es una importante señal que emite la Corte Penal Internacional (CPI).

¿Cuándo actúa la CPI?

La CPI no sustituye el trabajo de los tribunales nacionales, sino que lo complementa. LA CPI inicia un procedimiento solo cuando un país no quiere o no está en condiciones de perseguir los hechos de competencia de la CPI. Su jurisdicción se extiende a todo el mundo, pero en la práctica está todavía algo limitada.

¿No rige entonces el mismo derecho para todos?

Por el momento, no, porque la CPI aún no es aceptada por todos los países. Los Estados Unidos, China y Rusia la siguen viendo con gran escepticismo. Sin embargo, 123 países han adherido ya al Estatuto de la CPI y su número continuará aumentando. La CPI aún se halla en fase de creación. Para hacer plenamente realidad la idea de una jurisdicción internacional se necesita un largo aliento. Incluso 20 años son pocos para un proyecto visionario de este tipo.

¿Por qué hay críticos que la califican de “corte colonial” para África?

Porque muchos de los 26 procesos que ha llevado adelante tienen que ver con África. Sin embargo, la CPI ha actuado una y otra vez en casos africanos porque los propios Estados involucrados se lo han solicitado. Además, esa impresión es solo una situación momentánea: la CPI investiga actualmente, por ejemplo, el caso de los rohingya en Myanmar.

Hay países que la abandonan. ¿Significa que la CPI está en crisis?

Los abandonos no son masivos: Burundi, Sudáfrica, Gambia y las Filipinas han anunciado su retirada, pero hasta el otoño boreal de 2018 sólo se ha retirado Burundi. Sudáfrica y Gambia han cambiado de opinión. No obstante, es cierto que con el actual clima político internacional, que da un mayor impulso a las fuerzas nacionalistas, también la CPI puede ser blanco de críticas.

¿Cuál es la posición de Alemania con respecto a la CPI?

La actitud de apoyo de Alemania no ha cambiado en absoluto. Para Berlín, la CPI es la continuación lógica de los tribunales militares de Núremberg y Tokio. A la luz de la historia de Alemania, el Gobierno alemán abogó desde un principio por la creación de una corte de ese tipo, porque llena un vacío en el derecho internacional. Que todavía no pueda trabajar con la continuidad y el rigor esperados no es ningún argumento válido en contra de su existencia, sino un reflejo de la realidad política. Y esa realidad puede cambiar nuevamente. Por eso, desde el punto de vista de Alemania, es importante que la CPI siga trabajando, para fortalecerla, lenta pero seguramente.  

© www.deutschland.de

Newsletter #UpdateGermany: ¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative