Hábil, perseverante, abierta

Helga Schmid es la nueva Secretaria General de la OSCE. La principal diplomática alemana es considerada como persona de tono amistoso, pero dura en las negociaciones.

Helga Schmid, Secretaria General de la OSCE
Helga Schmid, Secretaria General de la OSCE dpa

Hay personalidades que han hecho importantes contribuciones a la integración europea a lo largo de muchos años y, sin embargo, solo son conocidas por un pequeño público especializado. Una de ellas es la diplomática alemana Helga Schmid, que trabaja para la Unión Europea desde 2006 y dirige el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) como Secretaria General desde 2016. Desempeñó un papel decisivo en la creación de este organismo, que hoy en día cuenta con unos 4.500 empleados, y por eso ella ha contribuido en gran medida a la política exterior y de seguridad común de los Estados de la UE.

En adelante, esta alemana de 60 años hará probablemente más apariciones públicas y será mencionada con más frecuencia en las noticias. Porque Helga Schmid es la nueva Secretaria General de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), según resolvieron los ministros de relaciones exteriores de los 57 Estados miembros de la OSCE a principios de diciembre de 2020. De este modo, la diplomática nacida en Baviera, que entró al servicio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania a finales de la década de los 1980, alcanza el punto culminante de su carrera diplomática hasta el momento.

La OSCE es fruto de la política de distensión de la década de los años 1970 y entre sus miembros se encuentran todos los países europeos, Turquía, Mongolia, todos los Estados sucesores de la Unión Soviética, así como Estados Unidos y Canadá. Asegurar la estabilidad, la paz y la democracia son sus principales objetivos. También lleva a cabo misiones de observación en conflictos armados, como en Ucrania oriental, donde se enfrentan separatistas respaldados por Rusia y las fuerzas armadas ucranianas, y en Nagorno-Karabaj, donde Azerbaiyán infligió grandes pérdidas a Armenia en la primera guerra real de drones de la historia a finales de 2020.

En su calidad de Secretaria General, elegida inicialmente por un período de tres años, esta alemana seguirá desarrollando la estructura de la organización e iniciará procesos de diálogo político entre los Estados miembros como representante del presidente de turno Edi Rama, actual primer ministro de Albania. Recurrirá a sus numerosos contactos para detectar tensiones y conflictos en Europa en una fase temprana, antes de que puedan propagarse.

A Helga Schmid Helga Schmid le espera una tarea tan compleja como importante.

Heiko Maas, ministro de Relaciones Exteriores de Alemania.

Según el Ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, nadie es más adecuado que Schmid para que recupere su capacidad de acción la OSCE, sumida en una crisis a mediados de 2020 debido al bloqueo de algunos países miembros a la reelección de sus altos directivos. A la diplomática le espera “una tarea tan compleja como importante”, señaló Maas, expresando su “gran confianza en ella”.

Maas no es el único en el Ministerio de Relaciones Exteriores que piensa así. El primer ministro de Relaciones Exteriores surgido del partido de los Verdes de Alemania, Joschka Fischer (en el cargo de 1998 a 2005), ya había elogiado públicamente las habilidades de Schmid, a quien designó directora de oficina. Previamente, Schmid, que estudió filología románica e inglesa, había trabajado en la oficina ministerial del ministro predecesor de Fischer, Klaus Kinkel.

Las mujeres son mejores a la hora de negociar.

Helga Schmid, Secretaria General de la OSCE

Joschka Fischer, un político del partido de “Los Verdes” conocido por su ilustrativa retórica, se refería ocasionalmente a ella como “hiena manchada”, con carácter de halago. Esta hiena de gran tamaño tiene un sistema social extraordinariamente complejo y es considerada una cazadora particularmente hábil y persistente.

También sus colegas elogian de Schmid su rápida capacidad de comprensión, su estilo asertivo, su habilidad para entablar contactos y, sobre todo, su talento para granjearse la voluntad de sus interlocutores con amabilidad. “Las mujeres son mejores a la hora de negociar”, dice.

Participación en la negociación del acuerdo sobre el programa nuclear de Irán

Sin embargo, la diplomática tiene fama de dura negociadora, algo que benefició su posición como representante de la UE en las negociaciones con Irán acerca de su programa nuclear, que concluyeron en 2015 después de años de encendidas disputas. Aún hoy, Schmid es conocida dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania como la figura que mejor conoce los complejos detalles del acuerdo nuclear. La diplomática había negociado paso a paso la redacción del acuerdo de 100 páginas con Hassan Rohani, el entonces jefe negociador de Irán y más tarde presidente iraní.

Por sus esfuerzos y logros, el entonces ministro de Relaciones Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier le otorgó la Orden al Mérito de la República Federal de Alemania en Bruselas en noviembre de 2015. Quien más tarde sería presidente federal de Alemania, la elogió considerando que la alta directiva de la UE, con el “taladro diplomático en la mano”, había trabajado durante doce años hasta alcanzar un verdadero avance.

Tras la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, los Estados miembros de la UE esperan ahora salvar el acuerdo nuclear con Irán, que Donald Trump, predecesor de Biden, rescindió, tratando de que fracasara mediante sanciones específicas.

Aunque Schmid tendrá una ardua labor como jefa de la OSCE, su experiencia también podría ayudar a revivir el acuerdo nuclear. En círculos diplomáticos se considera que en caso necesario se pedirá consejo por teléfono a Schmid, que conoce todos los detalles del acuerdo. En el futuro, Schmid trabajará en la sede de la OSCE en Viena, allí donde negoció durante años con los representantes de Irán.

© www.deutschland.de