Ir al contenido principal

Mantenimiento de la paz en tiempos de transición

Las misiones de paz de la ONU desempeñan mucho más que funciones militares: conoce aquí su labor y la implicación de Alemania.

Friederike BauerFriederike Bauer, 27.05.2024
Alemania participa actualmente en siete misiones de la ONU.
Alemania participa actualmente en siete misiones de la ONU. © pictureAlliance/dpa

¿Qué significa Peacekeeping?

Las misiones de paz contribuyen a que los países superen los conflictos y recuperen la normalidad. Estas misiones suelen ser invocadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, reciben un mandato y por lo general son autorizadas por el país de destino. Pueden ser organizadas y comandadas por la propia ONU o por organizaciones como la OTAN, la Unión Europea o la Unión Africana. Aunque originalmente no estaban contempladas en la Carta de las Naciones Unidas, las misiones de paz se han convertido a lo largo de los años en un importante instrumento de consolidación y mantenimiento de la paz. En los últimos años ha habido misiones de paz de las Naciones Unidas, que han contado con la participación de dos millones de hombres y mujeres de 125 países.

Video ¿Cuál es la auténtica medida del éxito de las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU? Naciones Unidas Reproducir vídeo

Dieses YouTube-Video kann in einem neuen Tab abgespielt werden

YouTube öffnen

Contenido de terceros

Utilizamos YouTube para incorporar contenido que puede recopilar datos sobre tu actividad. Por favor, revisa los detalles y acepta el servicio para ver este contenido.

Abrir declaración de consentimiento

Piwik is not available or is blocked. Please check your adblocker settings.

¿Qué hacen exactamente las fuerzas de paz?

Sus funciones son tan diversas como los conflictos que tratan de resolver. No obstante, la mayoría de las misiones llevadas a cabo hasta la fecha presentan perfiles similares. Casi siempre implica alguna forma de seguridad o protección, por lo que las misiones suelen contar con soldados y policías. Pero también pueden contar con profesionales como ingenieros, observadores electorales o mediadores en conflictos. El personal de las misiones pertenece a los Estados miembros de la ONU, que los envían voluntariamente. Las fuerzas de mantenimiento de la paz deben estar formadas en su terreno y poseer aptitudes profesionales.

¿Cómo han cambiado con el tiempo las exigencias de las misiones de paz de la ONU?
Los retos y las crisis mundiales son cada vez más complejos. Por lo tanto, el ámbito de competencias de las misiones de paz se ha ampliado considerablemente. En la actualidad, son sobre todo “multidimensionales” y, además de las funciones puramente militares - como asegurar o vigilar las fronteras -, también asumen muchas funciones civiles. En función de su mandato pueden, por ejemplo, mediar entre las partes en conflicto, ayudar a reformar la seguridad, supervisar elecciones, ayudar a crear instituciones del Estado de Derecho o proteger los derechos humanos. Las fuerzas militares, policiales y civiles trabajan estrechamente en estas misiones. También existen las llamadas “Misiones Políticas Especiales”, que no presentan ningún componente militar, y que se centran exclusivamente en vías civiles de resolución de conflictos.

¿De qué países proceden principalmente las fuerzas de mantenimiento de la paz?

Tradicionalmente, el personal militar y policial de las operaciones de paz de la ONU procede principalmente de países en desarrollo y emergentes. La lista está encabezada por países como Bangladés, Nepal, India, Ruanda y Pakistán. 

¿Qué grado de participación tiene Alemania en las misiones internacionales de paz?

Alemania participa con soldados, policías y personal civil en misiones de paz de la ONU y “Misiones Políticas Especiales”. Además, en su calidad como cuarto mayor contribuyente - después de EEUU, China y Japón -, Alemania realiza una importante aportación al presupuesto de las misiones de paz. Además, la República Federal participa en misiones bajo mandato de la ONU, pero llevadas a cabo por otras organizaciones, como la OTAN, la Unión Europea o la OSCE.

¿En qué medida pueden las tecnologías innovadoras mejorar la eficacia de las misiones de paz?

La tecnología moderna puede ayudar a las misiones de paz en su trabajo. Así ocurre, por ejemplo, con los datos que mejoran la visión general de la situación, como en el programa “Comprehensive Planning and Performance Assessment System” (CPAS). El sistema compara la situación del país con las intervenciones de las Fuerzas de Paz y evalúa su actuación. Los drones de reconocimiento también pueden completar una visión general de la situación y permitir localizar las actividades de una misión de la ONU. El secretario general de la ONU, António Guterres, ha iniciado con su “Action form Peacekeeping” un programa de reformas, uno de cuyos puntos es la digitalización.

¿Hasta qué punto son eficaces las misiones de paz?

Según la propia ONU, se ha conseguido poner fin a decenas de conflictos en los últimos 75 años, por ejemplo en Camboya, El Salvador, Guatemala, Mozambique o Namibia. En otras misiones, la ONU ha tenido un efecto desescalador, como en Liberia, Haití o Sierra Leona. Pero también se dieron casos en los que no fue posible evitar o contener la violencia y el sufrimiento. Tal fue el caso, por ejemplo, de los sucesos ocurridos en Somalia, Ruanda o la antigua Yugoslavia en la década de los noventa. En este sentido, el saldo es dispar. Sin embargo, está fuera de duda que las Fuerzas de Paz son económicamente rentables desde el punto de vista comparativo: sólo representan el 0,5% del gasto militar mundial, y sin embargo logran mucho.

https://www.deutschland.de/sites/default/files/inline-images/karte_es_1080.png