Te lo decimos

A veces un paciente ya no está en condiciones de tomar decisiones. Para esos casos existen en Alemania los testamentos vitales y las declaraciones de donación de órganos.

740.000 documentos de donación de órganos fueron registrados en enero de 2020.
740.000 documentos de donación de órganos fueron registrados en enero de 2020. picture alliance / Geisler-Fotopress

¿Cómo quiero que me traten en caso de enfermedad grave o terminal? ¿Quiero donar mis órganos después de mi muerte? En Alemania, todas las personas pueden realizar indicaciones anticipadas al respecto, ya sea con un testamento vital o un documento de donación de órganos, es decir, pueden decidir por sí mismas cómo quieren ser tratadas.

El documento de donación de órganos

En el documento de donación de órganos, la persona declara explícitamente si autoriza a médicos a extraer órganos y tejidos después de su muerte. Según una encuesta del Centro Federal de Educación Sanitaria (BZgA), en 2018, el 36 por ciento de los alemanes poseía un documento de ese tipo. En Alemania, para la donación de órganos se recurre al procedimiento del consentimiento. Quien quiera donar órganos después de su muerte, debe decidirlo activamente en vida. En 2019, en Alemania 932 personas declararon en vida estar de acuerdo con la donación de sus órganos en caso de muerte. En promedio, un donante salvó así la vida de tres enfermos graves. Desafortunadamente, ello no es suficiente. Más de 9.000 personas en Alemania están esperando la donación de un órgano.

Por ello, Jens Spahn, el ministro federal de Sanidad, planteó el método de la doble negativa en 2019. La idea era que toda persona se convirtiera automáticamente en donante de órganos, a menos que en vida hubiera documentado explícitamente su negativa o sus supérstites se opusieran a la extracción de órganos después de su muerte. Sin embargo, el Bundestag rechazó esa solución en enero de 2020. Ahora, para lograr su objetivo, Spahn apuesta por una mejor información de los ciudadanos. En enero de 2020 se registraron los primeros éxitos: 740.000 personas solicitaron un documento de donación de órganos, más del doble del promedio mensual en 2019.

El testamento vital

Una de las cuestiones más difíciles en vida es: ¿cómo quiero que me traten si tengo una enfermedad terminal o he sufrido un grave accidente? A menudo, los pacientes ya no pueden expresar sus deseos por sí mismos. Para esos casos, en Alemania, la voluntad puede ser manifestada anticipadamente en un testamento vital. En él, las personas especifican precisos deseos de tratamiento, que luego son cumplidos por los médicos. Por ejemplo, ¿estoy de acuerdo con recibir medidas de alargamiento de la vida durante el proceso de fallecimiento? y ¿dónde quiero morir?

Desde la crisis del coronavirus SARS-CoV-2 puede redactarse también un complemento al testamento vital convencional, en el que las personas manifiestan su voluntad sobre las medidas que deben tomarse en caso de enfermar gravemente de COVID-19.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.