“Decisiones graves y trágicas”

¿Qué orientaciones siguen los médicos cuando el equipo y el personal escasean? Kathrin Knochel, experta en ética médica, contribuyó a formular las correspondientes recomendaciones.

Médicos revisan datos de pacientes de COVID-19
Médicos revisan datos de pacientes de COVID-19 picture alliance / Zoonar

“Hasta ahora, los médicos experimentan raramente situaciones en las que es inevitable dar prioridad a uno u otro paciente. El triaje es principalmente un tema en la medicina de catástrofes y emergencias. El enfoque adoptado allí no puede ser simplemente transferido a la pandemia del coronavirus. Se trata de un horizonte temporal diferente: un desastre durante un periodo más largo, por así decirlo. Se trata de una situación completamente nueva, para la cual nosotros como médicos no estábamos preparados.

Kathrin Knochel, médica jefa de Ética Clínica en Múnich
Kathrin Knochel, médica jefa de Ética Clínica en Múnich Alessandra Schellnegger

Cuando se hizo evidente que los recursos podían escasear y vimos las impactantes imágenes de otros países europeos, nos quedó claro: quienes eventualmente puedan enfrentarse al problema necesitan orientación. Serían decisiones muy difíciles y trágicas. No podemos dejar solos con ellas a los médicos. El objetivo de las recomendaciones resultantes es que el procedimiento sea transparente, se oriente por principios y protocolos uniformes y éticamente justificables.

Importante es el control múltiple: la decisión no está en manos de una sola persona.

Kathrin Knochel, experta en ética médica

El principio rector es la igualdad de trato: en cuenta son tenidos todos los pacientes. No está permitido tomar decisiones basadas en la edad, las características sociales, las enfermedades anteriores o las minusvalías. Debemos tratar responsablemente a cada individuo: ¿cuál es su necesidad de cuidados intensivos?, ¿ha manifestado el paciente anticipadamente su voluntad acerca de cómo quiere ser tratado?, ¿cuál es su probabilidad de supervivencia? No hay un criterio único, es una evaluación polifacética. Aquí adquiere importancia el principio de control múltiple: la decisión no está en manos de una sola persona. La situación es analizada conjuntamente por al menos dos, preferiblemente tres expertos. Simultáneamente es importante, por supuesto, coordinar los recursos existentes a nivel suprarregional.

En Alemania, el número de pacientes de COVID-19 que requieren tratamiento hospitalario es reducido, debido a las medidas adoptadas. Todos han contribuido a ello con gran solidaridad. Espero que no sea necesario aplicar las recomendaciones, tampoco en el futuro.”

 


Kathrin Knochel es médica jefa de Ética Clínica en el hospital “Klinikum rechts der Isar”, en Múnich. Participó en la formulación de las recomendaciones de triaje publicadas en medio de la pandemia del coronavirus por la Asociación Interdisciplinaria Alemana de Medicina Intensiva y de Emergencia en cooperación con otras siete sociedades profesionales.


 

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.