Superar los problemas de la Tierra en el espacio

El papel de Europa en el espacio: el jefe de la ESA, Jan Wörner, habla de las peligrosas tormentas solares y de cómo nuestra vida cotidiana depende de los viajes espaciales

Jan Wörner es director de la ESA desde 2015.
Jan Wörner es director de la ESA desde 2015. dpa

Profesor Wörner, ¿qué papel desempeña la Agencia Espacial Europea (ESA) en los viajes espaciales internacionales?
Si nos fijamos tan solo en el presupuesto, Europa es número dos a nivel mundial después de Estados Unidos. La ESA cuenta con una muy buena red internacional. Tenemos muchos proyectos que van más allá de Europa, colaborando con socios de todo el mundo. Creo que esto es muy importante, especialmente en vista de las diferencias políticas en la Tierra. Los viajes espaciales nos permiten superar los problemas terrenales.

¿Cómo desea Alemania contribuir a la ESA en el futuro?
Alemania siempre ha sido muy fuerte en materia de viajes espaciales y observación de la Tierra, y es también líder mundial en este campo. Creo que Alemania seguirá participando muy activamente en estos dos ámbitos en el futuro.

¿En qué proyectos está trabajando actualmente la ESA?
Hemos desarrollado un programa de seguridad para el espacio. Se trata de tres objetivos: en primer lugar, eliminar desechos espaciales; en segundo lugar, prevenir la caída de asteroides sobre Tierra en caso de emergencia; y, en tercer lugar, desarrollar un sistema de alerta temprana para poder predecir fuertes tormentas solares. Las tormentas solares ocurren con frecuencia. En la Tierra pueden verse en forma de aurora boreal. Pero si son particularmente fuertes, podrían paralizar el suministro eléctrico. En nuestra sociedad digital, una tormenta solar de este tipo sería devastadora si afectara la Tierra sin estar preparada. Por eso es tan importante establecer un sistema de alerta temprana.

¿Qué importancia tienen los viajes espaciales para Europa?
Muchos aspectos de la vida cotidiana están relacionados con la industria aeroespacial. Ya se trate de telecomunicaciones, sistemas de navegación o transferencias bancarias, todo ello se realiza a través de satélites. También en el socorro en casos de desastre, parte de la organización utiliza observaciones realizadas desde el espacio. Por eso, una potente industria en el campo aeroespacial es importante para nuestra sociedad moderna.

La idea de construir un puerto aeroespacial surgió en Alemania. ¿Cree que esto sea necesario?
Necesitamos un acceso europeo sin trabas al espacio. Además del desarrollo de cohetes más grandes, también hay cada vez más cohetes pequeños. Alemania también es muy activa en este ámbito. Para ello no se necesita una inmensa base espacial como la que tenemos en la Guayana Francesa. Para el futuro espero enfoques comerciales de la navegación espacial. Por eso también entiendo cuando la industria alemana desea tener su propio acceso al espacio.

¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta la ESA?
Para mí, el mayor reto es transformar la ESA de hoy en la ESA del futuro. Muchas personas entienden bajo "New Space" principalmente un desplazamiento de la actividad desde grandes agencias a pequeñas empresas. Cuando se pregunta a estas empresas qué significa "New Space", responden: reducción de costes, comercialización, innovación - por ejemplo el uso de la inteligencia artificial-, agilidad y flexibilidad. Eso es lo que tiene que hacer una agencia. Por eso desearía rediseñar la ESA para que también podamos asumir nuevos papeles en el futuro. Ya no solo la de una agencia tradicional de investigación y desarrollo, sino también la de un socio o cliente de la industria.

Jan Wörner, ingeniero civil nacido en Kassel en 1954, ha sido durante mucho tiempo docente en la Universidad Técnica TU Darmstadt. De 2007 a 2015 dirigió el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y desde 2015 es director de la Agencia Espacial Europea ESA.

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo