Diversidad para el teatro

La directora de teatro Pınar Karabulut explica por qué el sector cultural debe ser más femenino y diverso y cómo lograrlo.

Pınar Karabulut apuesta por la diversidad en el teatro.
Pınar Karabulut apuesta por la diversidad en el teatro. Julia Sang Nguyen

Personas y sus ideas forjan a Alemania. Con la campaña #GermanyinPerson te presentamos diferentes rostros de Alemania. Te mostramos cómo estas personas marcan la comunidad con sus perspectivas individuales y sus diferentes orígenes

Pınar Karabulut (34 años) es directora de teatro, entre otros en el Schauspiel Köln. En su obra aborda el sexismo, el feminismo y la imagen de la mujer.

"El teatro alemán sigue siendo blanco, masculino y heterosexual. Hay cambios, por ejemplo, hay algunas mujeres en puestos directivos, pero también son blancas, mayores y provienen de contextos privilegiados. Son quienes tienden a reproducir el sistema patriarcal porque han aprendido que hay un único un lugar en puestos de liderazgo para las mujeres* (el asterisco indica que se refiere a todas las personas que se definen con el término mujer) y que hay que luchar por ello. La generación joven, en cambio, piensa mucho más en términos de alianzas. Por ejemplo, cuando tengo la oportunidad de proponer una persona para un personaje, siempre intento proponer a mujeres*. En mis equipos de dirección, colaboro sobre todo con mujeres* e intento dar trabajo a PoC (People of Color) y a personas queer. Nuestra cultura y nuestra sociedad necesitan más igualdad de oportunidades.

Es importante que PoC (People of Color), personas queer y mujeres* jóvenes, o personas que se consideran femeninas, estén presentes en los puestos más altos del sector cultural, porque sin ellas nunca habrá diversidad. El hombre blanco teme perder sus privilegios. Al fin y al cabo, sólo es cuestión de poner una segunda silla en la mesa. Pero la solidaridad y la aceptación tienen que ser aprendidas antes de ser vividas.

Hay muchos pasos que dar hacia la diversidad en el sector cultural, especialmente en el teatro, pero no conozco ningún teatro en Alemania en el que se practique. Para que las mujeres* y PdC lleguen a puestos directivos más altos, primero deben ser escuchados y tomados en serio. Cuando hablo de mis experiencias de racismo, a menudo escucho que no se trata de racismo. Pero la otra persona no puede juzgar eso.

Soy optimista en cuanto a que habrá cambios positivos, vamos por el buen camino, pero todo tarda demasiado. El mundo teatral perfecto sería aquel en el que el color de la piel, el color del pelo, la nacionalidad, el género y la orientación sexual dejaran de importar".

Puedes encontrar más personalidades e información sobre la campaña en nuestro canal de Canal de Instagram.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.