Un difícil nuevo comienzo

En 2015 llegaron a Alemania cientos de miles de refugiados. ¿Cuán integrados están hoy en el mercado laboral? Una visión general.

Refugiados en un proyecto de capacitación en la industria del automóvil
Refugiados en un proyecto de capacitación en la industria del automóvil picture alliance/dpa

¿Cuántos refugiados están trabajando?

Alrededor del 36 por ciento de los refugiados que llegaron a Alemania entre 2013 y 2016 tienen un empleo. Tal el resultado de un estudio del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW), con sede en Berlín. “Uno de cada cuatro refugiados que trabajan tiene un empleo a tiempo completo o parcial y el seis por ciento participa en cursos de formación”, dice Felicitas Schikora, investigadora del Panel Socioeconómico (SOEP) del DIW. El resto tiene un empleo marginal, hace una pasantía o realiza cursos de formación profesional. “Que el 64 por ciento no tenga un empleo remunerado suena a mucho”, dice Schikora. Pero la tendencia es clara: cada vez más refugiados encuentran trabajo.

¿Qué obstáculos hay para la integración en el mercado laboral?

“Es un proceso que lleva cierto tiempo”, dice Schikora. Los refugiados a menudo no están preparados cuando llegan a Alemania. La mayoría de ellos tiene poco o ningún conocimiento del idioma alemán. Además, a menudo lleva mucho tiempo hacer reconocer o acreditar las cualificaciones adquiridas en sus países de origen, si es que lo logran.

¿En qué sectores trabajan los refugiados?

De la encuesta del DIW se concluye que el 51% no trabaja en la profesión que había aprendido en su país de origen. La mayoría de ellos trabaja en Alemania en la producción, la gastronomía, el transporte, la logística o los servicios sociales y de salud

¿Cómo pueden los refugiados tener éxito en el mercado laboral?

Lo más importante es la educación, dice Schikora. Además, los refugiados deben ser informados tempranamente y de forma exhaustiva sobre cómo funciona el mercado laboral alemán. Los cursos que se proporcionan de preparación para el mercado laboral deben ajustarse también a las necesidades de cada persona. En el caso de las mujeres solteras con hijos, por ejemplo, deben combinarse con plazas en guarderías. 

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.